Capitana del Sea Watch 3 decidió desembarcar en Lampedusa por miedo

La capitana del barco de rescate Sea Watch 3, Carola Rackete, aseguró hoy que su irrupción en el puerto italiano de Lampedusa con 42 migrantes a bordo obedeció a la “desesperación” y miedo a que...

La capitana del barco de rescate Sea Watch 3, Carola Rackete, aseguró hoy que su irrupción en el puerto italiano de Lampedusa con 42 migrantes a bordo obedeció a la “desesperación” y miedo a que algunos de los rescatados atentaran contra su vida tras dos semanas hacinados en el navío.

A través de una carta a su abogado, quien a su vez la envió al diario italiano Corriere della Sera, Rackete dijo que la situación era desesperada y los migrantes estaban exhaustos, incluso tenía miedo de que se suicidaran en la embarcación.

Indicó que los migrantes del barco ya habían comenzado a autolesionarse, por lo que temía que terminaran suicidándose.

"En el barco nos turnamos durante días, incluso de noche, por temor a que alguien se tirara por la borda. Y para ellos, que no saben nadar, significa el suicidio", explicó Rackete.

La capitana alemana de la embarcación se encuentra ahora detenida en Italia por ingresar en el puerto de Lampedusa sin permiso, por lo que podría enfrentar una pena de entre tres y 10 años de prisión o de lo contrario ser deportada con la prohibición de regresar a territorio italiano en cinco años.

“Yo estoy dispuesta a afrontar las consecuencias de mis decisiones, tal y como se espera de un capitán. ¿Y el señor Salvini?”, se preguntó Rackete en referencia al ministro italiano del Interior.

El Sea Watch 3, de bandera holandesa, rescató el pasado 12 de junio a un total de 53 migrantes en aguas internacionales próximas a Libia y días después, 11 personas fueron evacuadas por motivos médicos tras una inspección sanitaria de la Guardia Costera italiana.

El presidente de Sea Watch, Johannes Bayer, manifestó estar orgulloso de su capitana. “Ella hizo exactamente lo correcto. Ella siguió la ley del mar y puso a la gente a salvo. En lugar de ella, Matteo Salvini (ministro italiano del Interior) debe ser investigado por secuestro y violación del derecho internacional”, refirió.

Tras conocerse la noticia del desembarco en Lampedusa, el gobierno de Holanda expresó su apoyo a las autoridades italianas tras la irrupción del barco de rescate Sea Watch 3 en el puerto de la isla italiana de Lampedusa y la posterior detención de su capitana.

La secretaria holandesa de Estado de Inmigración, Ankie Broekers-Knol, manifestó a las autoridades italianas que el barco podría haber ido a Túnez o Libia tras el rescate.

-Fin de nota-