Despliega Dulce su experiencia durante presentación en el Metropólitan

Como en sus mejores años, pero con la entereza y seguridad que dan la experiencia, la cantante Dulce ofreció una velada nostálgica y romántica donde su voz robó los aplausos.En medio del júbilo fue...

Como en sus mejores años, pero con la entereza y seguridad que dan la experiencia, la cantante Dulce ofreció una velada nostálgica y romántica donde su voz robó los aplausos.

En medio del júbilo fue recibida la cantante, quien en la década de los 80 dejó huella con sus baladas, que ahora la regresaron al escenario del Teatro Metropólitan ante un lleno total.

Con el tema “La cantante”, la tamaulipeca abrió la presentación en la que se hizo acompañar por una pequeña orquesta, mientras que de fondo su nombre en letras gigantes subrayana su presencia.

“Me siento muy dichosa y bendecida de estar aquí. Gracias por venir a acompañarme, de verdad estoy contenta y muy feliz, además de que estoy rodeada de un gran equipo“, expresó la intérprete al invitar a su público a sumergirse con ella en un viaje por su música.

“Cuál de los dos”, “Échame la culpa”, “Tu muñeca”, “Déjame volver”, “Pájaro herido”, “Como si fuera loca” fueron parte de su repertorio en esta presentación que forma parte del concepto “Entera”.

También recordó a algunos de sus colegas como Camilo Sesto con temas como “Perdóname” y “Jamás”, que el español hizo suyos a mediados de los 70.

“No hace falta” fue otra de las interpretaciones con las que la artista continuó la velada, donde no podían faltar “Fui demasiado fácil” y “Amor en silencio”, esta última con la que logró que su público se convirtiera en su coro.

“Hace 40 años llegué a esta ciudad y lo único que tenía era una gran ilusión. Llegué a un cuarto en la colonia Roma, donde sólo teníamos un colchón y una caja de cartón y luego alguien colgó un tubo y ya teníamos clóset”, recordó.

“Después de 40 de lucha constante y ganas de merecerme sus aplausos aquí estoy. He disfrutado mucho y el verdadero éxito es realizar los sueños y ver que estos se cumplan y eso te puede hacer una persona feliz”, apuntó.

Sin embargo este marco también sirvió para recordar cómo fue su encuentro con el cantautor Armando Manzanero, quien la llevó al festival de Mallorca en 1975 con el tema “Señor amor”, con el que deleitó.

Con una serie de nuevos arreglos musicales en “Cara cara”, “Hazme olvidarla” y “Hielo”, Dulce también se acercó a su nuevo público.

“Cuando llegué a esta ciudad era un bombón, luego fui caramelo macizo y ahora soy casi una charamusca”, bromeó entre risas, aunque su segundo cambio de vestuario hizo lucir su cuerpo a sus 63 años de edad.

Pero la velada también resultó especial al recordar a uno de los hombres más queridos por ella, el histrión Gonzalo Vega, para quien brindó un aplauso a petición de su público.

Así, entre aplausos y recordando a compositores, Dulce se despidió de su público.

-Fin de la nota-