Reitera OEA compromiso con pueblo y refugiados de Venezuela

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció hoy su compromiso con el pueblo de Venezuela, con su libertad, la democracia, los derechos humanos y los refugiados que...

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció hoy su compromiso con el pueblo de Venezuela, con su libertad, la democracia, los derechos humanos y los refugiados que huyen de la crisis social, política, económica y humanitaria que se vive en ese país.

Con 20 votos a favor, ocho en contra y seis abstenciones, los representantes de la OEA aprobaron la resolución denominada "La situación de Venezuela y la crisis de migrantes venezolanos".

En el texto, el organismo recordó que el proceso electoral realizado en Venezuela el 20 de mayo de 2018 carece de legitimidad, ya que no tuvo la participación de todos los actores políticos y por haberse desarrollado sin las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático.

La Asamblea General de la OEA también ratificó su rechazo a la legitimidad del periodo de gobierno de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019 y destacó la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional de Venezuela elegida en forma democrática.

Reconoció como representante de Venezuela a Gustavo Tarre Briceño, designado por la Asamblea Nacional -controlada por la oposición- hasta que se celebren nuevas elecciones presidenciales que conduzcan al nombramiento de un gobierno elegido democráticamente.

Expresó su apoyo a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela e instó a que se convoquen elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y legítimas, lo más pronto posible.

Destacó la generosidad, la solidaridad, los esfuerzos y las políticas implementadas por los países de acogida de los venezolanos que huyeron de su país de origen por la crisis política, social, económica y humanitaria.

Llamó a los Estados miembros de la OEA y a las organizaciones internacionales a que brinden cooperación técnica y recursos financieros, a fin de prestar asistencia a los migrantes venezolanos en los países de acogida.

De acuerdo con la resolución, se solicitará pleno y libre acceso para otorgar asistencia humanitaria a las poblaciones más vulnerables y afectadas por la crisis en el país sudamericano.

Consideró que la situación es una emergencia humanitaria y que la crisis de los migrantes y refugiados constituye uno de los mayores éxodos de la historia reciente de América Latina y que su tratamiento requiere de solidaridad y cooperación tanto a nivel nacional como internacional. 

Durante la jornada, la OEA presentó un informe elaborado por su Grupo de Trabajo para Abordar la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región, en el que señaló que a diario cinco mil venezolanos salen de su país.

Indicó que hay más de cuatro millones de venezolanos -poco más de 13 por ciento de la población de Venezuela- que han salido de su país para escapar de la crisis social, política y económica.

De ese número total, un millón 300 mil venezolanos se encuentran en Colombia debido a las amplias fronteras que comparten ambos países.

Al respecto, el coordinador del Grupo de Trabajo, David Smolansky, dijo que era preocupante la situación de la frontera de Venezuela con Colombia, ya que hay puntos de control de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Tras valorar la presentación del informe, el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo sostuvo que su país está muy preocupado por la situación, ya que atender esta migración está excediendo la capacidad de respuesta en al menos 22 departamentos de su país.

Después de Colombia, se encuentra Perú, que ha recibido 768 mil 100 venezolanos, Chile (288 mil 200), Ecuador (263 mil), Brasil (168 mil 300), Argentina (130 mil), Panamá (94 mil 400), Trinidad y Tobago (40 mil), México (39 mil 500) y Guyana (36 mil 400).

La OEA advirtió que “si continúan o se profundizan las problemáticas existentes en Venezuela, la proyección de migrantes y refugiados venezolanos podría ubicarse entre 5.3 y 5.7 millones para finales de 2019 y entre 7.5 y 8.2 millones para finales de 2020”.

Para el secretario general de la OEA, Luis Almagro, “la mejor solución para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos es el fin de la dictadura y la redemocratización de Venezuela donde se restituyan los derechos humanos más básicos que se han arrebatado a la gente”.

-Fin de nota-