Expertos señalan que aún hay divisiones entre población LGBTTTI

El activista y periodista Braulio Peralta y la socióloga Sofie J. Pairé coincidieron en que aún existen divisiones entre la población LGBTTTI, que derivan no sólo de su identidad y orientación sexual...

El activista y periodista Braulio Peralta y la socióloga Sofie J. Pairé coincidieron en que aún existen divisiones entre la población LGBTTTI, que derivan no sólo de su identidad y orientación sexual sino también de sus necesidades, las realidades que viven, los privilegios con los que nacen, características corporales, de clase, incluso su ubicación geográfica en el país.

En el marco de la conferencia "Equidad y derechos ¿Qué tal vamos en México?", afirmaron que además faltaría cerca de un siglo para que al acrónimo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros, Travestis, Transexuales e Intersexuales (LGBTTTI) se sume la “H” de heterosexual y con ello dejar las divisiones atrás y todos tener los mismos derechos en el país.

Desde el Museo de las Constituciones, ubicado en la calle Del Carmen en el Centro Histórico, Braulio Peralta hizo una referencia a la lucha histórica que se ha emprendido por conquistar los derechos que ahora tiene la población diversa.

Dijo que “la homofobia usa cuchillo, picahielos, usa ladrillo, machete, martillo, son instrumentos de tortura para asesinar a un homosexual” y habló de las conquistas como la posibilidad de instalar banderas en el Zócalo capitalino, lo que “se ha ganado en las calles”.

En contraparte, Sofie J. Pairé mencionó que el activismo en Internet y en redes sociales, propio de la generación actual es igual válido y también ha tenido conquistas.

Ambos discutieron la influencia y desafíos que representan movimientos conservadores como el Frente Nacional por la Familia, pero para Peralta no representa un reto toda vez que siempre ha habido dichas instituciones que bajo el argumento de la libertad de expresión y de culto han violentado los derechos de la comunidad.

Mientras que Pairé consideró que no se puede minimizar el poder que tienen dichas instituciones que podrían alentar el proceso para ganar libertades, lo que se ha visto por ejemplo en Taiwán en donde incluso no existe una comunidad muy grande de católicos, pero aún así lograron detener leyes a favor de la comunidad.

Durante la intervención de los asistentes, se habló que la importancia de la no división y de entender las realidades de cada persona, así como valorar la lucha que realizaron las generaciones anteriores y las que se realizan ahora toda vez que tienen distintas necesidades y enfrentan nuevos retos.

-Fin de nota-