Vecinos aprenden del colapso para la reconstrucción

A casi dos años del sismo del 19 de septiembre, el 50 por ciento del edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan ha sido reconstruido, y para los vecinos ha significado un proceso de aprendizaje para...

A casi dos años del sismo del 19 de septiembre, el 50 por ciento del edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan ha sido reconstruido, y para los vecinos ha significado un proceso de aprendizaje para evitar los errores que provocaron el colapso.

“Han sido 21 meses de que vimos este espacio como un paisaje desolador producto del sismo. Fue una imagen que todos recordamos de nuestro edificio colapsado con nueve víctimas en su interior”, señaló la damnificada Francia Gutiérrez Hermosillo en entrevista para Notimex.

La postura de los vecinos del edificio 1C en el Multifamiliar era clara: no aceptarían créditos ni redensificación para su regreso a casa.

“El edificio que colapsó era muy largo y esbelto, contaba con sólo una escalera al centro, varios de nuestros vecinos fallecidos se quedaron en el trayecto al llegar a esta”, relató Gutiérrez Hermosillo.

Dijo que para los vecinos era muy importante contar con al menos dos escaleras. “Esta esbeltez, este cuerpo delgado del edificio, hacía que la torsión durante el movimiento fuera un mayor riesgo y, por ende, colapsó”.

Francia Gutiérrez afirmó que los vecinos se han consolidado en la lucha, en un movimiento que nació simultáneamente a partir de la desatención en otros edificios; por ello integraron el grupo Damnificados Unidos, “porque sabíamos que solos no íbamos a poder”.

Este edificio, en contraste con muchos otros, los de rehabilitación del Multifamiliar, no pasa por el Fideicomiso Público para la Reconstrucción, sino que la Comisión para la Reconstrucción dotó de recursos al Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI) para reconstruir con su gestión y el contacto con la empresa que estaba enlistada en este órgano.

De acuerdo con Gutiérrez Hermosillo, colocaron la primera piedra el 19 de diciembre del año pasado; de octubre a noviembre se llevó a cabo la demolición de los cimientos, “porque parece que la tierra tiende a hacer un efecto de cicatrización y no podía quedarse el hueco”.

“Ahora son tres pequeños edificios y así también está en la cimentación; están separados. Para nosotros era importante empezar los departamentos en la planta baja”, comentó.

Los 40 departamentos que componen el edifico 1C medían 38 metros cuadrados, pero después de la reconstrucción y sin salirse de la huella estructural ahora medirán cuatro metros más.

No obstante, el regreso a casa aún está lejano. “Están trabajando el cuarto nivel del edificio, faltarían otros dos niveles, falta que le den sus acabados y garantizar la habitabilidad, que estén las instalaciones eléctricas, la cocina, el baño. Eso tendría que suceder antes del 7 de enero, fecha que viene en el programa de obra”.

La lucha vecinal como estandarte

La apuesta del grupo es que la ciudadanía no olvide. “No queremos que esto quede tan incrustado como 1985, que digan: 'ay, pobres de los que se quedaron sin casa', sino que esto sirva para abrir un camino que garantice, en un siguiente sismo -porque estamos en una ciudad sísmica- una ruta clara a futuros damnificados para contar con la seguridad de la reconstrucción”.

El compromiso que han hecho dentro del colectivo de damnificados es que seguirán en la lucha. “Vamos a seguir siendo esta fuerza que soporte las demandas de cada uno que al final es una: regresar a casa”, expresó Gutiérrez Hermosillo.