Fernanda Brunet presenta alternativa a la sexualización de la mujer

Años después de realizar una exposición derivada de una investigación sobre cómo es representada la mujer visualmente, en la cual la sexualización fue el común denominador, la artista mexicana...

Años después de realizar una exposición derivada de una investigación sobre cómo es representada la mujer visualmente, en la cual la sexualización fue el común denominador, la artista mexicana Fernanda Brunet plasma nuevamente las figuras femeninas pero de una forma menos obvia.

“Era un poco la cuestión de permitir que la mujer se dé permiso de tener placer, y de expresarlo. En esa serie eran más obvias las imágenes por lo que de repente se les daba solo una lectura, lo cual no me gustó mucho, por lo que traté de hacerlas más abstractas para que no fueran encasilladas”, explicó.

Durante una entrevista con Notimex indicó que esta serie, que forma parte de la muestra Swaaap splush pow!! que será inaugurada el jueves 27 en Galería Taller 138, comenzó a trabajarla hace aproximadamente dos años e incluye piezas grandes y polípticos, de los cuales se mostrarán dos.

Aunque en su trabajo anterior se reflejaba en cierta medida la pornografía, en estas obras señaló que no se ve tan claro y las referencias a las figuras femeninas las muestra a través de círculos, en los que utiliza el color rosa y movimientos fluidos.

“Estas piezas en particular, cuando las empecé a trabajar, eran muy catárticas. Como que no pensaba mucho qué estaba haciendo, era un proceso difícil, emocional, y siento que es un poco la representación de eso, de muchas sensaciones al mismo tiempo”, refirió.

Aunque relató que las empezó hace mucho, paró  su trabajo, tuvo a su hijo, hizo piezas de otro tipo y ahora le dieron ganas de retomar esta serie de más de una decena de piezas, en las que conglomera las explosiones y los círculos rosas.

“Siento que sí se ven que están hechas por una mujer y que representan lo que yo soy, no lo veo tan complicado”, señaló Brunet, quien se describió como "chambeadora" en cuanto a la viabilidad de que su sentir llegue a los espectadores.

En referencia a su investigación sobre la mujer, la consideró hasta cierto punto divertida porque comenzó a trabajar con todas las imágenes que encontraba en la calle, podían ser de caricaturas, libros de niños o revistas de moda, e hizo una serie de casi 80 piezas de aproximadamente 10 por 20 centímetros.

“Fue interesante verla muy sexualizada en cierta manera, con papeles muy determinados de labores. Creo que ahora ha cambiado un poco el lugar social que se le da a una mujer, pero en ese entonces sí estaba como limitado”, opinó.

Posteriormente viajó a Nueva York, en donde le sorprendió que fuera más fuerte lo sexualizada que estaba la imagen de la mujer, por lo cual comenzó a trabajar en una exposición con pinturas muy explícitas, consideradas hasta pornográficas.

“Cada lenguaje estaba dirigido a un público muy específico y quise ver qué pasaba si yo trasgredía esas líneas; desde que entraba en las tiendas porno ya había una reacción de sorpresa, o de enojo, o de querer abordarte, de presuposiciones, y fue muy interesante descubrir todo eso”, relató.

Sin embargo, aclaró que no solo se trató de la percepción de la gente hacia el sentido sexual en su arte, sino a manera personal, su posición frente al placer, por lo que consideró que fue una investigación tanto hacia afuera como hacia adentro, la cual más tarde pudo compartir.

“Fue súper interesante también la reacción de la gente a los cuadros, '¿cómo una mujer se atreve a hacer esto?' o '¿por qué se atreve a hacer esto?' Hay veces que entraban al estudio y hombres no se atrevían a ver los cuadros y las mujeres al revés, decían '¡hasta que alguien nos da voz!'”, platicó en torno a la muestra en la Galería de Arte Contemporáneo.

Becas para artistas son incuestionables

Fernanda Brunet destacó que tuvo la oportunidad de tener una beca del Fonca, la cual le permitió estar un poco más relajada para experimentar con otros formatos en su arte ya que, por ejemplo, realizar cuadros más grandes era mucho más difícil y ese apoyo le dio cierta estabilidad para trabajar.

“Para mí es incuestionable el apoyo a la cultura y a la ciencia, creo que es un reflejo de dónde está la sociedad, entonces no entiendo cómo gente que se dedica a la cultura pueda cuestionar esos apoyos”, lamentó en relación a la polémica en torno al reparto de las becas del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

La artista relató que ella ha sido tutora en dos periodos, durante los cuales atestiguó el impresionante salto que dan los becarios, por lo que a su parecer no hay duda de que tener una cierta estabilidad económica les da oportunidad de trabajar.

“Las becas de Jóvenes Creadores es para que los artistas plásticos tengan la oportunidad de juntarse con otras personas que están también creando, sean de la misma disciplina u otra -lo cual pocas veces se presenta-, y como pintor es mucho más difícil, en relación a otras disciplinas que se trabajan en grupo”, agregó.

-Fin de nota-