Alcaldesa de Puebla no usó recursos indebidamente en acto de Ackerman

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que no hubo uso indebido de recursos públicos de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera...

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que no hubo uso indebido de recursos públicos de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, en la Fiesta del Libro 2019, donde participó el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, John Ackerman.

En sesión pública, el proyecto aprobado por mayoría señaló que la Sala Regional Especializada omitió analizar el discurso con el que participó Ackerman el 16 de marzo pasado, en periodo de intercampaña, al aludir libertad de expresión.

Tras un análisis a fondo del discurso del académico, el pleno indicó que John Ackerman no pidió el voto por algún candidato en específico, ni trató de influir en el electorado, por lo que no hubo violación a la ley.

El magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera, consideró que el evento estaba establecido en un Plan Municipal de Desarrollo y su realización se dio como un acto cultural al que asistieron y participaron personas con perfiles de escritores, literatos, cuentistas, y otros.

"Que para mí implica libertad de expresión y con eso basta para analizar además la propia participación de la funcionaria pública en este contexto, en donde no se puede pensar que hubiera tenido alguna otra intención de incurrir en una infracción a la normativa electoral", aclaró.

El TEPJF recordó que el 27 de marzo pasado, el Partido Acción Nacional (PAN) presentó una queja contra la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, por el supuesto uso indebido de recursos públicos, ya que desde su punto de vista se posicionó a Morena y sus candidaturas, a través del acto "Charlando con John Ackerman".

El 31 de mayo pasado, la Sala Regional Especializada declaró inexistente la infracción atribuida a la presidenta municipal por dicha queja y consideró que lo dicho por Ackerman está protegido por las libertades de expresión y de pensamiento.

Ante la impugnación del PAN, la Sala Superior coincidió en que no hubo falta de la presidenta municipal y determinó que John Ackerman no violó la ley.

-Fin de nota-