> Michael Jackson, un bailarín superdotado: Alberto Dallal

Michael Jackson, un bailarín superdotado: Alberto Dallal

Michael Jackson fue un fenómeno superdotado en el baile, que trascendió las fronteras gracias a su gran capacidad y porque sólo cada cierto tiempo nacen seres tan extraordinarios como él, afirmó el...

Michael Jackson fue un fenómeno superdotado en el baile, que trascendió las fronteras gracias a su gran capacidad y porque sólo cada cierto tiempo nacen seres tan extraordinarios como él, afirmó el escritor e investigador Alberto Dallal.

“Michael nació superdotado, no nada más en la cuestión corporal sino en la gran capacidad para bailar. Es uno de esos tipos extraordinarios que mueven rápido las piernas y que, incluso, tienen el suficiente aire para poder bailar”, comentó en entrevista con Notimex en ocasión del décimo aniversario del fallecimiento del Rey del Pop.

Este tipo de seres, dijo quien es considerado uno de los críticos de danza más prestigiosos de México, "aparecen de vez en cuando en todos los tipos de danza y en todos los países. Por ejemplo, en el ballet clásico destacó el ruso Rudolf Nuréyev”.

“Desde pequeño, Nuréyev tenía la capacidad para poder bailar, alguien lo notó y lo prepararon más. A Michael le tocó nacer en un medio en el que el jazz y la prolongación del jazz serían su materia de trabajo”.

El también periodista y promotor cultural resaltó que Estados Unidos es un país que desarrolla el ritmo y al ídolo de masas le tocó nacer ahí, por lo que fue su escenario perfecto.

“Al descubrir su padre que Michael desde pequeño tenía capacidades, hizo que se desarrollaran sus músculos y lo puso a bailar, aunque también lo explotaron. El resultado fue un gran bailarín”, menciona el periodista.

Dallal, quien en 1982 obtuvo el Premio "Xavier Villaurrutia" por su libro El dancing mexicano” y el Premio Nacional de Danza "José Limón" en 2008, por su trayectoria como crítico, destacó que el llamado “Rey del Pop”, fallecido hace 10 años a causa de un paro cardiaco, se convirtió en un fenómeno inalcanzable.

“Porque nadie podía compararse con él. Si bien tuvo una vida azarosa, y él mismo no sabía controlarse en ciertos aspectos, creció en una sociedad en la que pudo hacer mucho dinero gracias a sus cualidades en el baile, a su música y a que creó su hábitat como medio de atracción hacia los niños”.

En lo que se refiere a su modo de danzar, dijo, tendría que analizarse frente a una reproducción cinematográfica. “Porque, ¿cómo era posible que arrastrara el cuerpo al mismo tiempo que arrastraba los pies y que nunca se saliera de compás? Él le decía a los demás cómo bailar, aunque no fue un gran coreógrafo, era un bailarín que utilizaba su cuerpo para hacer dibujos coreográficos”.

Alberto Dallal consideró que a personas superdotadas como Michael Jackson se les debe poner mucha atención para que lleguen a convertirse en los grandes bailarines del mundo.

“Hay quienes nacen con las aptitudes para ser bailarín clásico o bailarín indígena, porque debe saberse que los indígenas también desarrollan una técnica y se entregan en cuerpo y alma para ser los mejores bailarines de su comunidad”, aseguró Dallal.

El experto destacó que cada tipo de danza y género dancístico tienen una técnica que se debe desarrollar, y Nuréyev como Michael, así como la bailarina cubana Alicia Alonso pudieron hacerlo para lograr trascender.

“En México tenemos grandes bailarines, sobre todo en la danza contemporánea, la danza moderna y las danzas indígenas. Yolanda Montes 'Tongolele', incluso, desde pequeña tuvo una gran capacidad que la llevó a desarrollar una técnica respetada”, concluyó el promotor cultural.

-Fin de nota-