Lula confía en su pronta libertad; juristas lo consideran preso político

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, confía en que cada día está más cerca de la libertad, al reiterar su inocencia y ante las pruebas que han reunido sus abogados, y luego que...

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, confía en que cada día está más cerca de la libertad, al reiterar su inocencia y ante las pruebas que han reunido sus abogados, y luego que juristas internacionales pidieron la anulación de la condena y lo consideraron preso político.

El exmandatario, quien cumple una condena de 12 años de prisión acusado por corrupción, envió una carta al excanciller brasileño Celso Amorim, uno de los coordinadores de la campaña internacional en defensa de Lula, en la que expresa que cada día está más cerca de la libertad.

“Todos los días pienso que estoy más cerca de la liberación, porque mi caso no tiene misterio”, escribió en la misiva.

Indicó que sus abogados han reunido pruebas para demostrar su inocencia como el departamento, por el que se acusa de corrupción, que “nunca fue mío ni de hecho ni de derecho y que ni en la construcción ni en la remodelación entró dinero de contratos con Petrobrás”.

Afirmó que son hechos que el exjuez y ahora ministro de Justicia, Sergio Moro, reconoció cuando tuvo que responder el recurso de la defensa, indicó Lula da Silva en su misiva publicada en el sitio Lula.com.br

Aseguró que el exfiscal actuó de manera parcial, basta “sólo analizar el proceso con imparcialidad para ver que Moro estaba decidido a condenarme antes de recibir la denuncia de los fiscales”.

“La denuncia contra mí era tan falsa e inconsistente que, para condenarme, Moro cambió las acusaciones hechas por los fiscales. Me acusaron de haber recibido un inmueble a cambio de favores, pero, como vieron que no era mío, él me condenó diciendo que fue ‘atribuido’ a mí”, puntualizó Lula da Silva.

Afirmó que el exjuez fue motivado para sacarlo de la contienda electoral y favorecer a otro candidato presidencial.

“Si alguien aún tenía duda sobre de qué lado el juez (Moro) siempre estuvo y cuál era el motivo de perseguirme, la duda acabó cuando él aceptó ser ministro de Justicia de (Jair) Bolsonaro”, dijo.

“Y toda la verdad quedó clara: fui acusado, juzgado y condenado sin pruebas para no disputar las elecciones (presidenciales de octubre de 2018). Esta era la única forma en que el otro candidato ganara”, argumentó.

El exmandatario señaló que sus abogados recurrieron al Supremo Tribunal Federal (STF), “para que yo finalmente tenga un proceso y un juicio justo, lo que nunca he tenido en manos de Sergio Moro”.

La misiva de Lula da Silva se publicó el mismo día en que un grupo de destacados juristas internacionales reiteraron su pedido para que el exgobernante sea puesto en libertad.

"Lula es un preso político. Tiene que ser liberado y su juicio tiene que ser anulado2, demandaron los juristas en una misiva publicada por el periódico francés Le Monde y reproducida por el sito Lula.com.br.

Recordaron que en 2018 ya habían advertido que el proceso contra Lula da Silva era parte de una estrategia, que por cualquier medio y a cualquier costo, buscó sacarlo de la carrera presidencial.

“Esta estrategia fue exitosa, ya que ella llevó a la elección de Bolsonaro”, señalaron los juristas, tras enumerar las irregularidades que consideran cometió Moro en el proceso contra el exmandatario brasileño, y quien se perfilaba, según las encuestas, como favorito para ganar una nueva elección presidencial.

Moro “condujo el proceso con parcialidad como comandó de hecho la acusación, desafiando las reglas de procedimiento más fundamentales en Brasil”, acusaron.

Argumentaron que en la práctica, el exjuez “manipuló los mecanismos de la delación premiada, orientó el trabajo del Ministerio Público, exigió la sustitución de una procuradora que no lo satisfacía y dirigió la estrategia de comunicación del Ministerio Público”.

Por ello pidieron al Supremo Tribunal Federal de Brasil, “retirar todas las consecuencias de estas gravísimas irregularidades que condujeron a una condena injusta e ilegal y, en consecuencia, liberar a Lula y anular su condena”.

Solicitaron a las autoridades brasileñas “tomar todas las iniciativas necesarias para identificar a los responsables de este gravísimo abuso de procedimiento”.

En agosto de 2018, un grupo de abogados y juristas europeos envió una misiva al STF en el que expresaron su preocupación ante lo que señalaron "irregularidades serias" en la investigación policial y el proceso judicial que resultaron en la condena y detención de Lula da Silva.

Entre los juristas internacionales que publicaron la misiva este lunes figuran: Bruce Ackerman, John Ackerman, William Bourdon, M. Delmas Marty, Joan Garcés, Baltasar Garzón, Louis Joinet, Wolfgang Chalet, Henri Leclerc, Christophe Marchand, Jean-Pierre Mignard, Philippe Texier, y Philippe Weil.

Ambas misivas fueron divulgadas luego que en las últimas semanas el portal The Intercep reveló una serie de mensajes, audios y chats que ponen en duda la integridad del ministro Moro, cuando se desempeñó como juez en el caso de Lula de Silva y que lo condenó a prisión por presuntos actos de corrupción.

-Fin de nota-