Así fue la despedida de Frida, rescatista canina más famosa de México

Luego de 10 años de vida entregada al servicio de la Secretaría de Marina (Semar), la perrita Frida terminó su labor como rescatista para vivir a partir de este lunes como perro casero bajo el...

Luego de 10 años de vida entregada al servicio de la Secretaría de Marina (Semar), la perrita Frida terminó su labor como rescatista para vivir a partir de este lunes como perro casero bajo el cuidado del personal de la Marina.

En un emotivo acto en el que se destacó la labor del binomio canino conformado por el tercer maestre Israel Arauz Salinas y Frida, el subsecretario de la Secretaría de Marina Armada de México, Eduardo Redondo Arámburo destacó la trayectoria de la integrante canina del Cuerpo de Rescate de la Marina.

Destacó que la perrita labradora no solo rescató vidas, sino que se robó el corazón de miles de mexicanos e incluso personas más allá de las fronteras, tras su labor en los sismos de 2017 y que permitió el rescate con vida de 12 personas, además de dar alivio a 43 familias que recibieron los restos de sus seres queridos.

“Frida encarna muchos significados de lo bueno que puede surgir en medio de una tragedia y de lo mucho que podemos hacer si actuamos como una sociedad unida y solidarizada. Su imagen nos remite al México que se mantiene en pie pese a las tempestades”, subrayó.

Aseguró que sin emitir ni una sola palabra, Frida ha sido capaz de decirle al mundo que la fe es una fuerza interna que jamás debe perderse, por lo que aseguró que su imagen seguirá presente por mucho tiempo en todos como emblema de que la Marina está y seguirá estanco al servicio de las y los mexicanos.

En el acto, al cual Frida llegó uniformada con su característico chaleco, botas y gafas, fue despojada de sus prendas de servicio, tras lo cual recibió un juguete del subsecretario, como símbolo de que había terminado su labor.

En el acto, se entregó además la condecoración al mérito al departamento canino del cuartel general de alto mando por su labor de búsqueda y rescate durante los sismos de septiembre de 2017, el cual fue recibido por el tercer maestre Israel Arauz.

Por su parte, el agregado militar de España, Antonio Villalba Garcés, destacó que no hay mejor ejemplo del papel de esperanza que representan los rescatistas que el binomio canino de Frida y Arauz, quienes en septiembre de 2017 dieron a conocer al mundo la labor de los Rescatistas.

Con sus gafas y sus botas, la perrita Frida se convirtió en la imagen esperanzadora que “nos reconciliaba con la naturaleza y con el ser humano”.

Destacó que Frida es el resultado de la labor callada, abnegada y profesional del departamento canino y las unidades caninas de la Marina.

Recordó que no solo participó en los sismos de 2017, sino que también tuvo una labor destacada en el incendio de la Torre de Pemex, fue movilizada para el rescate de víctimas por los deslaves en Guatemala en 2012 así como en el terremoto de Ecuador de 2016.

A partir de este lunes, la perrita Frida pasará a tener una vida casera al cuidado de la Marina, tras haber alcanzado la edad en que se le considera “perro adulto mayor”, tras una fructífera vida de al menos 52 rescates.