SAT ha embargado 129 toneladas de ropa usada durante este año

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que durante 2019 se han embargado más de 129 toneladas de ropa usada, con un valor superior a los 19.4 millones de pesos y una omisión de...

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que durante 2019 se han embargado más de 129 toneladas de ropa usada, con un valor superior a los 19.4 millones de pesos y una omisión de impuestos por 11.9 millones de pesos.

Esta cifra corresponde a la actualización tras el aseguramiento el pasado viernes de 48.5 toneladas de ropa de paca, que era transportada por un tractocamión, verificado durante un operativo instalado en una de las principales entradas a la Ciudad de México.

En un comunicado, el SAT apuntó que en ejercicio de sus facultades de comprobación y con el objeto de identificar y embargar mercancía de contrabando, instala permanentemente puntos de verificación en carreteras e intersecciones federales para revisar el cumplimiento de las disposiciones legales que regulan su entrada a territorio nacional.

La madrugada del 21 de junio pasado, en un punto de verificación instalado en una entrada a la Ciudad de México, fueron identificadas en un tractocamión 48.5 toneladas de ropa usada, que no contaban con el soporte documental correspondiente para su legal estancia y traslado en el país, por lo que se procedió al embargo precautorio.

Con ello, apuntó la dependencia, en lo que va de 2019 se han asegurado en los puntos de verificación más de 129 toneladas de ropa usada que, de ser comercializadas en el mercado ilegal, alcanzarían un valor comercial de más de 19.4 millones de pesos.

Asimismo, su comercialización implicaría una omisión de contribuciones, derivada de su importación y en su caso su enajenación en territorio nacional, de 11.9 millones de pesos.

El SAT resaltó que la ropa usada constituye un riesgo sanitario pues, de acuerdo con las autoridades correspondientes, puede haber sido recolectada de morgues y hospitales y, por tanto, ser un foco de trasmisión de bacterias y enfermedades, además que está sujeta a un permiso previo de importación por parte de la Secretaría de Economía.

“El SAT reitera su compromiso de combatir la evasión fiscal y las prácticas comerciales ilegales que afectan a la economía nacional, los sectores productivos y la salud pública”, subrayó.

-Fin de nota-