Cierran listas de alianzas para elecciones presidenciales en Argentina

Con nueve fórmulas finalizó el plazo en Argentina para la presentación de las listas de candidatos rumbo a las próximas elecciones presidenciales, que serán depuradas en las Primarias Abiertas...

Con nueve fórmulas finalizó el plazo en Argentina para la presentación de las listas de candidatos rumbo a las próximas elecciones presidenciales, que serán depuradas en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que definirán a los protagonistas que competirán en los comicios de octubre, informaron fuentes locales.

Para la siguiente etapa de la carrera presidencial se registraron nueve fórmulas, entre las que destaca la del presidente Mauricio Macri, quien buscará la reelección con la compañía de Miguel Angel Pichetto en Juntos por el Cambio, informó en su sitio electrónico el diario El Clarín.

Sus rivales a vencer, como marcan todas las encuestas, serán Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner con el Frente de Todos. Por otra parte Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, intentarán colarse en esa contienda con su Consenso Federal 2019.

También lo buscarán otras seis fórmulas presidenciales: Nicolás del Caño y Romina del Pla, por el Frente de Izquierda-Unidad; Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton, por Frente NOS; Manuela Castañeira y Jorge Ayala, por el Nuevo Mas; y Alejandro Biondini y Enrique Venturino, por el Frente Patriótico.

Además José Antonio Romero Feris y Guillermo Sueldo, por el Partido Autonomista Nacional, y José Luis Espert-Luis Rosales (Frente Despertar). En estas alianzas ya no hay un polo peronista y otro no peronista. Los miembros de las principales alianzas presidenciales son o tienen origen peronista, menos Macri.

Analistas ven este tipo de alianzas como una crisis del peronismo que no pudo alcanzar un liderazgo unificado, pero conservó una importante base electoral, pues gobierna en la mayoría de las provincias y municipios y cuenta con el apoyo de la mayoría de los sindicatos.

El cierre de listas del gobierno fue realizado en completo orden. Los principales socios del oficialismo acordaron la semana pasada que la prioridad sería renovar las bancas de cada fuerza en el Congreso.

Macri cedió al reclamo de sus socios y terminó por ampliar la coalición oficialista. Sumó a un peronista como Pichetto a la fórmula y liquidó la marca Cambiemos. Así, logró que los radicales abandonaran sus pretensiones de internas. Aunque todavía está por verse hasta dónde llegará la apertura del presidente.

-Fin de nota-