Encienden focos rojos en Zacatecas por aumento de suicidios

El registro de suicidios prendió las alarmas entre los y las expertas de salud mental, debido al aumento exponencial que en el estado ha presentado en los últimos cuatro años, con una sumatoria de...

El registro de suicidios prendió las alarmas entre los y las expertas de salud mental, debido al aumento exponencial que en el estado ha presentado en los últimos cuatro años, con una sumatoria de 182 casos.

Entre las causas alertan sobre la falta de atención a la salud mental y la elevada exposición de niñas, niños, adolescentes y jóvenes a las redes sociales, que influyen en la decisión de quitarse la vida, ya que responden a “retos” para demostrar hasta donde son capaces de llegar.

De acuerdo a datos de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas (FGJEZ), los hombres son quienes más se suicidan, pues de los 182 casos registrados en el estado del 2016 a la fecha, 145 correspondieron a ese sexo y sólo 37 a mujeres.

La preocupación de las especialistas fue patentizada en entrevistas exclusivas con Notimex, al ser cuestionadas, por separado, sobre el suicidio de un niño de 11 años y una mujer de 45, ocurridos el 16 y 17 de junio en esta capital, y que conmocionaron a la sociedad zacatecana.

La información proporcionada por la FGJEZ muestra el crecimiento de más de mil 500 por ciento en los suicidios, dado que en el 2016 se registraron cinco; en 2017, aumentó a 67; y en 2018, creció a 77 casos. En lo que va del 2019, ya suman 33. El ahorcamiento es el método más frecuente, con 159 de los 182 que se presentaron.

Al señalar el incremento en el número de suicidios en el estado, la tanatóloga del Hospital General de Zacatecas (HGZ), Elisa Robles, refirió su preocupación por este hecho, pues se acorta la edad en que las personas deciden quitarse la vida.

Como ejemplo, refirió que en el HGZ la paciente más pequeña atendida por intento de suicidio es una niña de cinco años, quien a pesar de no tener conciencia plena de lo que es la muerte, intentó quitarse la vida porque padecía violencia familiar y quería pasar a un estadio de tranquilidad.

Informó que como profesionista, actualmente en el hospital atiende a cinco familias, cada una perdió a uno de sus miembros por suicidio, en edades de 13 a los 19 años, en hechos ocurridos de tres meses a la fecha, de ahí que señalara la complejidad de la problemática.

Desde el año 2012 a la fecha, en Zacatecas la tasa de suicidio en personas de 11 a 24 años de edad aumentó en un 70 por ciento, convirtiéndose en la segunda causa de mortalidad en ese grupo de edad, dijo la entrevistada.

Robles indicó que las redes sociales juegan un papel determinante en los suicidios de menores de edad, ya que se manejan retos para comprobar hasta dónde son capaces de llegar, aseveración con la que coincidieron la psicológica infantil y juvenil, Bertha Medrano, y el director del Centro de Salud Mental, Edmundo López.

Medrano se refirió a la falta de atención e inexistencia de programas encaminados a cuidar la salud mental, como parte de la promoción de una salud integral, compuesta también por los factores físico y social.

Explicó que para combatir el suicidio es necesario atender la salud metal, y aclaró que cuando la persona logra su cometido es muy difícil que la familia conozca los motivos que la llevaron a esa decisión y, en cambio, sí se quedan con un fuerte sentimiento de culpa y estigmatización social.

Un menor de edad o adulto piensa en suicidio o lo comete porque tiene mucho enojo o culpa, vive una situación muy crítica y no ve otra alternativa para terminar con ese dolor, dijo la zacatecana para tratar de explicar los sentimientos que enfrentan.

No hay un motivo o circunstancia específica. Cada persona es diferente, pero lo que sí se debe hacer en general es cuidar la salud mental y fortalecer desde la familia los vínculos afectivos, sobre todo en la niñez y adolescencia, para evitar que nuestros menores crezcan sin afectos.

Por su parte, el director de la Unidad Académica de Psicología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Hans Hiram Pacho, en entrevista con medios de comunicación, reconoció que los niños y jóvenes intentan suicidarse cada vez a edades más tempranas.

Consideró como causas de esa decisión en la niñez, adolescencia y juventud la existencia de violencia intrafamiliar, bullying y uso de redes sociales, de ahí que se deba estar atentos a las primeras relaciones que tienen y que son la familia, el ámbito escolar y las amistades.

Informó que en los Centros de Atención Psicológica que la Unidad Académica tiene se incrementó el número de consultas, que tan sólo el año pasado fue de casi 14 mil, de las cuales alrededor del 30 por ciento fueron dadas por problemáticas familiares, como violencia y problemas de conducta.

De ese porcentaje la mayoría fueron para niños, niñas, adolescentes y jóvenes que tienen ideas suicidas, pero al trabajar con ellos los psicólogos encuentran que esos pensamientos más que de ellos, provienen del entorno difícil en el que se desarrollan.

Sobre el tema, Edmundo López, director del Centro de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), reconoció que el suicidio infantil y juvenil es una problemática cada vez más preocupante, pues las cifras muestras que lo cometen quienes están entre los 11 a 29 años de edad, principalmente varones.

Coincidió con otros expertos en que las redes sociales tienen gran influencia en esas decisiones de los menores de edad, sobre todo porque los retas a asfixiarse o cortarse, llegando en cas extremos hasta la muerte. Frente a esta situación, llamó a madres y padres de familia a estar atentos a lo que consumen en Internet.

Las y los expertos consultados llamaron a las familias a cuidar la salud mental de las y los menores, fortalecer los lazos afectivos, vigilar el consumo de Internet y redes sociales, así como a estar atentos a los signos y síntomas que podrían avisar de pensamientos suicidas.

Entre los signos de alarma que se deben detectar en las personas con pensamientos suicidas, refirieron el aislamiento, tristeza, insomnio, ansiedad, inapetencia, consumo de alcohol o droga, bajo rendimiento escolar e irritabilidad.

Mientras que entre los detonantes, señalaron violencia familiar o escolar, abuso sexual, pérdida de trabajo o divorcio, entre otros, situaciones en las que se requiere atender la salud mental, rompiendo mitos y ofreciendo apoyo oportuno en el Centro de Salud Mental de Zacatecas.

-Fin de nota-