Marcha de Orgullo Gay aún lucha por mismos derechos de hace 40 años

A más de 40 años de la primera marcha del Orgullo Gay en México, las exigencias aún van desde el cese de la represión policial al reconocimiento del matrimonio igualitario en todo el país, y el...

A más de 40 años de la primera marcha del Orgullo Gay en México, las exigencias aún van desde el cese de la represión policial al reconocimiento del matrimonio igualitario en todo el país, y el acceso a la seguridad social para las familias homoparentales y lesbomaternales.

En ese sentido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) refrendó su solidaridad y acompañamiento con el movimiento de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual (LGBTTTI) “y reitera que todas las personas tienen derecho a vivir sin discriminación”.

A una semana de efectuarse la Marcha del Orgullo Gay 2019, que se realizará en la Ciudad de México, recordó que el 28 de junio de 1969 en el bar Stonewall Inn en Nueva York, distinguido por permitir el acceso a personas lesbianas, gays y trans en una época en que predominaba el rechazo, hubo una serie de manifestaciones violentas conocidas como Los Disturbios de Stonewall.

A través de un video publicado en sus redes sociales, el organismo expuso que el enfrentamiento, que duró unos cuatro días, inició con una redada policial en la que fueron agredidos algunos de los asistentes al bar, quienes se organizaron para confrontar a las autoridades y exigir el respeto a sus derechos.

Un año después, en 1970, en las ciudades de Nueva York y Los Ángeles se llevaron a cabo las primeras marchas conmemorativas de la comunidad, a partir de las cuales se consolidó el Movimiento de Liberación Gay.

Destacó que en México, la primera marcha del Orgullo Gay la llevaron a cabo el 28 de junio de 1978 el Frente Homosexual de Acción Revolucionaria, Grupo Lambda de Liberación Homosexual y Oikabeth (Movimiento Lésbico Feminista en México), con el objetivo de exigir respeto a sus derechos y poner un alto a la violencia en su contra.

La CNDH recalcó que toda la sociedad debe vivir sin discriminación, y reiteró su acompañamiento y solidaridad con la comunidad LGBTTTI.

-Fin de nota-