Diputado rechaza que Morena pretenda imposición de reforma electoral

Ante la negativa del Partido Revolucionario Institucional (PRI), PAN, PRD y Movimiento Ciudadano de avanzar en una reforma electoral propuesta por el partido en el gobierno, el diputado Sergio...

Ante la negativa del Partido Revolucionario Institucional (PRI), PAN, PRD y Movimiento Ciudadano de avanzar en una reforma electoral propuesta por el partido en el gobierno, el diputado Sergio Gutiérrez Luna, de Morena, aseguró que no se trata de “una imposición de Morena”.

Al participar en el Foro para la Reforma Electoral y del Estado, el legislador señaló que están en busca del consenso y el diálogo, pues justamente las reglas del juego son algo en lo que todos, o la mayoría deben estar de acuerdo.

Celebró la participación de los presidentes partidistas en un ambiente de civilidad y diversidad de opiniones para dejar atrás el discurso monolítico y contrastar ideas para encontrar puntos de convergencia y construir la reforma.

El también diputado Pablo Gómez participó en representación de la dirigencia nacional de Morena, que encabeza Yeidkol Polevsky, llamó a los partidos de oposición a “más que discutir lo que no”, avancen en un proceso crítico “que nos lleve a que sí”.

“Ese es el mejor método para poder llegar a consensos y más que creerle a cualquiera que escriba o se expresa en medios de comunicación, en redes sociales o en esto o el otro, pregunten”, enfatizó.

Según el legislador, en Morena están abiertos a la búsqueda sincera, crítica, verdadera y comprometida de un consenso para hacer una reforma de Estado y una reforma electoral, a fin de tratar de hacer avanzar la democracia como la ciudadanía mexicana ha expresado en miles de formas.

En el foro, los presidentes del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés; del PRI, Claudia Ruiz Massieu; y a nombre del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Camerino Márquez, se pronunciaron en contra de un procedimiento de revocación de mandato establecido a partir de la propuesta del Ejecutivo, y una reforma emanada de la fuerza política en el gobierno.

El dirigente panista aseguró que “lo que nosotros vemos es que el actual gobierno quiere tener la cancha, quiere tener el árbitro y quiere traer el balón, esto es imposible en una democracia”.

Refirió que todas las reformas electorales tuvieron el común denominador de ser impulsadas por la oposición, “nunca desde el poder”, y entre sus propuestas mencionó “por ningún motivo permitir que se pueda minar la autonomía del INE”.

Sostuvo que se debe reflexionar sobre la proporcionalidad, pues en la actualidad Morena tiene 51.4 por ciento de los diputados y obtuvo 41 por ciento de la votación total; además de revisar las coaliciones, pues se distorsiona la voluntad popular porque, por ejemplo, el partido Encuentro Social perdió el registro al no alcanzar tres por ciento de los sufragios y tiene casi seis por ciento de representación.

Se pronunció también por evitar que los programas sociales se degeneren en clientelismo electoral y se utilicen las estructuras de los partidos políticos para repartir o prometer las ayudas sociales, y pidió incorporar la segunda vuelta electoral para gobernadores y presidente de la República.

A su vez, la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu consideró que el objetivo de tener un sistema electoral austero “es encomiable” y hace necesaria una gran reforma político-electoral, “pero la austeridad en sí misma no debe ser un fin que se busque lograr sin tener en mente para qué sirven las instituciones”.

Llamó a evitar involuciones o regresiones en aras de concretar una austeridad que, impuesta a rajatabla, puede generar centralizaciones antidemocráticas.

Por el PRD, Márquez Madrid comentó que quizá hay que revisar el sistema electoral “pero no regresarlo al pasado” y se pronunció por continuar en esa perspectiva de ampliación de derechos y construir figuras de democracia y participación directa, “pero que no sea desde el gobierno”.

Expresó su rechazo a la figura de la revocación de mandato en la forma en que se propuso, porque “no puede haber equidad en una contienda electoral federal cuando va en la boleta el titular de uno de los poderes”.

-Fin de nota-