China logra crecimiento sustancial en refinación de petróleo

En los últimos años, la capacidad de refinación de petróleo en China aumentó de forma significativa, por lo que en 2018 su producción anual de petróleo refinado alcanzó los 360 millones de toneladas...

En los últimos años, la capacidad de refinación de petróleo en China aumentó de forma significativa, por lo que en 2018 su producción anual de petróleo refinado alcanzó los 360 millones de toneladas, de acuerdo con estadísticas difundidas este día por la agencia china de noticias Xinhua.

Con este aumento paulatino en la producción, China se convirtió poco a poco en el segundo país más importante a nivel mundial dentro del sector de refinerías, sólo detrás de Estados Unidos en términos de capacidad.

Así lo declararon expertos y conocedores de la industria durante la Conferencia de Mercados y Tecnologías descendentes Asia 2019, celebrada en Lianyungang, provincia de Jiangsu, en el este de China.

John Paisie, presidente de Stratas Advisors, empresa global de consultoría energética, declaró que la reciente demanda mundial de productos derivados del petróleo continúa su crecimiento debido al importante consumo en Asia.

Actualmente China tiene más de 210 refinerías de petróleo, de las cuales 23 son grandes refinerías, y cuya capacidad de refinación anual fue de 10 millones de toneladas a finales de 2017.

La estructura industrial se ha optimizado para aumentar la capacidad desde que entró en funcionamiento un nuevo lote de grandes refinerías, mientras que el 13º Plan Quinquenal (2016-2020) entra en la recta final.

El presidente de la Federación de la Industria petrolera y productos químicos de China, Li Shousheng, dijo que las empresas petroleras globales, como Royal Dutch Shell, Exxon Mobil, BASF y Saudi Aramco, han lanzado grandes proyectos de refinería y petroquímica en el país asiático.

Agregó que "la industria de refinación de China se ha convertido en una gran plataforma para que las empresas estatales, privadas y extranjeras compitan de manera justa y logren una cooperación en la que todos ganen".

El vicepresidente senior de BASF Gran China, Zheng Daqing, dijo que la conservación de energía y la reducción de emisiones de la industria son de gran importancia para China, uno de los gigantes petroquímicos en el mundo, para cumplir sus compromisos con el cambio climático. 

Como uno de los primeros lotes de 14 ciudades costeras chinas que iniciaron la apertura piloto, Lianyungang es ahora una de las principales bases industriales de petroquímica del país.