Turquía afirma que expresidente egipcio Morsi fue asesinado

Tras señalar que el expresidente egipcio Mohamed Morsi no murió de causa natural y fue asesinado, el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, se comprometió a llevar el caso ante la justicia...

Tras señalar que el expresidente egipcio Mohamed Morsi no murió de causa natural y fue asesinado, el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, se comprometió a llevar el caso ante la justicia internacional.

En el marco de un evento en Estambul, el mandatario señaló: "Turquía hará lo que sea necesario para procesar a Egipto (el régimen) en los tribunales internacionales” y exhortó a la Organización de Cooperación Islámica a tomar acciones sobre el particular, de acuerdo con información divulgada por Daily News.

Cabe recordar que en 2012 se llevó a cabo el primer proceso electoral para presidente, en el que Morsi se convirtió en el primero elegido por voto libre y en el quinto de la República. En 2013, se levantaron diversas protestas en su contra y luego fue derrocado por Abdel Fattah al-Sisi, quien estaba a cargo de la Defensa del país y es el actual presidente de Egipto.

Al ser encarcelado enfrentó seis cargos los cuales fueron: asesinato, espionaje para Catar, para Hamás y para Hezbolá, así como ofensas al Poder Judicial y relación con terrorismo.

Con su encarcelamiento la salud del exmandatario se deterioró, por lo que sus familiares y organizaciones locales e internacionales denunciaron el caso en múltiples ocasiones, pero las autoridades egipcias hicieron caso omiso.

El presidente Morsi, quien tenía 67 años, sufría diabetes, hipertensión y daño hepático, falleció el pasado 17 de junio cuando se encontraba en una sesión judicial en El Cairo, para enfrentar el cargo de espionaje para Hamás.

Al respecto, el portal de The Independent dio a conocer que en dicha audiencia Morsi se desplomó y permaneció en el suelo por más de 20 minutos sin que nadie le brindara auxilio.

En tanto, la oficina del fiscal general de Egipto aseguró que tras el incidente, el expresidente fue llevado al hospital, donde se declaró su muerte, por lo que descalificó la acusación de asesinato.

Sobre el hecho se pronunció el portavoz del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Rupert Colville, quien urgió a llevar a cabo una investigación minuciosa y transparente sobre el deceso de quien fuera líder de la Hermandad Musulmana.

-Fin de nota-