Alistan plataforma para registro satinatario de migrantes en México

A fin de facilitar desde el ámbito municipal, estatal y nacional la prestación de servicios médicos a los migrantes en México, la Secretaría de Salud implementará una plataforma que permita contar...

A fin de facilitar desde el ámbito municipal, estatal y nacional la prestación de servicios médicos a los migrantes en México, la Secretaría de Salud implementará una plataforma que permita contar con datos precisos sobre la situación actual en materia sanitaria de esa población.

Así lo anunció el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, en una videoconferencia con los titulares de salud de Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Este sistema permitirá contar con datos precisos sobre el número de migrantes que reciben servicios médicos, en dónde los atienden y cuál es su estado de salud, señaló.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Salud mencionó que se estima que ocho de cada 10 migrantes que transitan por México son centroamericanos, principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Por su lado, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, habló en la sesión virtual sobre la atención integral a la salud de las personas en situación de migración, que prevé el reforzamiento de 158 objetivos de vigilancia epidemiológica, a fin de proteger tanto a la población nativa como migrante.

Al respecto, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, informó que este organismo tiene desplegadas cuatro unidades médicas, cada una con dos equipos, en Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para reforzar la atención médica a migrantes.

De la situación de la frontera sur, Alcocer Varela reconoció que esta zona ha permanecido en una suerte de abandono, sujeta a visiones mercantilistas, que han dificultado dar respuesta adecuada a los problemas de salud que ahí se presentan.

Detalló que se trabaja en intervenciones destinadas a reducir riesgos sanitarios y a reforzar los programas y servicios orientados a una atención integral, con enfoque de salud pública, respetando sus derechos humanos, cultura, religión, lengua y preferencia sexual.

-Fin de nota-