Lamentable no reconocer primer nivel de la danza en México: Laura Rocha

La danza en México es de primer nivel, por lo que es lamentable que no se le reconozca lo necesario, pues hay muchas agrupaciones y personas que tienen muy buen trabajo y la pueden representar a...

La danza en México es de primer nivel, por lo que es lamentable que no se le reconozca lo necesario, pues hay muchas agrupaciones y personas que tienen muy buen trabajo y la pueden representar a nivel internacional dignamente, señaló a Notimex la bailarina y coreógrafa Laura Rocha.

La ganadora del Premio Nacional de Danza Contemporánea José Limón 2019, dijo en entrevista que una de las fortalezas de la danza en el país es que hay muchas vertientes y diversidad, pues hay excelentes agrupaciones, bailarines, coreógrafos, videastas y fotógrafos.

El problema es que “de repente vemos que no es como prioridad para las políticas culturales y eso es contra lo que hemos luchado varios colegas”.

Consideró que el premio que recibió es muy importante, porque lleva el nombre de José Limón, un bailarín que trascendió las fronteras y desarrolló una técnica y estilo de movimiento muy importante para las generaciones posteriores a él.

“Es un galardón que es muy importante para mí porque implica distinguir no solo mi trabajo, sino el de mucha gente que hemos hecho posible que la danza se fortalezca, tenga un reconocimiento y que de alguna manera dignifiquemos nuestra profesión”, externó.

Comentó que es un premio que se otorga a partir de postulaciones de diferentes instituciones y colegas, que se hace por diferentes instancias; “para mí me fue difícil la postulación porque hay mucha gente merecedora de este reconocimiento”.

En el momento es que hace la dictaminación y fue seleccionada, agregó, la más sorprendida fue ella, por lo que “agradezco a los jurados y las instituciones que hicieron posible el que se reconociera su trayectoria de muchos años”.

El jurado que declaró a Laura Rocha ganadora por unanimidad del Premio Nacional de Danza José Limón 2019, estuvo integrado por la crítica de danza Rosario Manzanos, así como por los coreógrafos Miguel Ángel Palmeros y Miguel Mancillas.

La bailarina mencionó que el trabajo que han realizado en la compañía Barro Rojo Arte Escénico, de la cual es directora, ha sido constante e ininterrumpido tanto de creación, como de acercamiento a diferentes públicos, el trabajo comunitario y en docencia.

Más adelante, comentó que inició su acercamiento a la danza a los nueve años, por lo que ya son más de cuatro décadas enfocadas a esta actividad- aunque de manera profesional más de 30 años-, durante los cuales “he trabajado cotidianamente como bailarina y coreógrafa, pero también a nivel académico”.

Sobre este último punto, mencionó que labora en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), en donde lleva más de tres décadas de docente y coreógrafa.

Subrayó que su trabajo no ha sido nada fácil por las características propias de la danza, ya que es difícil incursionar en esa profesión, pero a la vez le ha traído muchas satisfacciones.

Entre los principales obstáculos que ha enfrentado, dijo que lo más difícil ha sido el hecho de que se reconozca a la danza como una profesión, ya que fueron años para lograr que se avalaran licenciaturas de esta disciplina.

Pero aún más allá, expuso, pues faltan mejores prestaciones; esa ha sido una constante, ya que “de repente no hay el suficiente presupuesto para poder vivir dignamente de la danza”.

La bailarina y coreógrafa enfatizó que “las agrupaciones no solo pedimos apoyos, sino trabajo, que se abran campos de trabajo y que se pague dignamente nuestra disciplina”.

Por otra parte, comentó que con la compañía Barro Rojo Arte Escénico se presentarán este miércoles 19, el jueves 20 y el viernes 21 de junio en su espacio sede, ubicado en Tlalpan, en eventos que son abiertos al público, con la intención de acercar a la gente a la danza.

Laura Rocha también comentó que el premio que le fue otorgado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, incluye un estímulo económico de 80 mil pesos, de los que solamente le han entregado hasta ahora una parte.

Entre las personalidades que han recibido este galardón están Guillermina Bravo, Alberto Dallal, Raúl Flores Canelo, Margarita Tortajada, Valentina Castro, Guillermo Arriaga Fernández, Cora Flores, Anadel Lynton, Rossana Filomarino, Rosario Manzanos, Cecilia Lugo, Adriana Castaños y Miguel Mancillas.