Consejero Ruiz Saldaña avala desaparición de órganos electorales locales

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) José Roberto Ruiz Saldaña, consideró necesaria una reforma electoral atrevida, de la que surja un sistema nuevo, menos complejo y que desaparezca a...

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) José Roberto Ruiz Saldaña, consideró necesaria una reforma electoral atrevida, de la que surja un sistema nuevo, menos complejo y que desaparezca a los Organismos Públicos Locales Electorales (Ople).

Al participar en los foros para la Reforma Electoral y del Estado, que organiza la Cámara de Diputados en el Palacio Legislativo de San Lázaro, aseguró que si bien el actual sistema electoral ha permitido las alternancias, eso no significa que el modelo en sí mismo esté bien.

Estimó que hay “un modelo para organizar elecciones demasiado exigentes en recursos financieros. Si a ello le sumamos una falta de ética pública, una incultura de privilegios y dispendios de, por ejemplo, quienes se sienten dueños del INE, no hay presupuesto que les alcance”, criticó.

Dijo que el Legislativo está llamado a dar al pueblo mexicano un sistema electoral sencillo y un modelo para organizar elecciones que no lastime tanto a las finanzas públicas.

“Condeno la falsa retórica y el falso debate entre reforma electoral o incertidumbre electoral, o la amenaza de que si hay cambios, llegará el caos. Solo quienes protegen intereses inconfesables y privilegios no quieren reforma electoral que salga de su control”, acusó.

Para Ruiz Saldaña, la existencia de los comités técnicos de expertos puede suplirse con áreas del INE.

“Saben que una reforma electoral puede democratizar y transparentar el ejercicio y los recursos públicos, hoy en manos de dos personas; saben que una reforma electoral podría poner candados a tantas subcontrataciones; saben que los cambios pueden llegar incluso al diseño institucional del propio INE y terminar con áreas duplicadas y sobrantes”, dijo.

Rechazó asimismo propuestas para reducir costos mediante la disminución de prerrogativas a los partidos o la utilización de urnas electrónicas.

"No disminuyamos el financiamiento a los partidos, sino distribuyámoslo mejor y generemos incentivo para vigilarlos. Mayor equidad y rendición de cuentas contribuye más a la democracia. Y no nos equivoquemos, la urna electrónica no garantiza la transparencia para constatar sus procesos y resultados”, sostuvo.

Recalcó que una reforma electoral debe de prescindir de los Ople, al afirmar que disminuir el costo del sistema electoral pasa necesariamente por contar con autoridades administrativas y jurisdiccionales únicas.

A su vez, el secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina, calificó como un grave error iniciar una discusión en torno a las instituciones que sostienen la democracia hablando solo de dinero, lo que no significa que este aspecto no sea importante y que se pueda hacer más eficiente el sistema.

“No son nuevos los discursos que han buscado llevar al debate público el monto de presupuesto del INE, construyendo una narrativa reduccionista, que busca hacerlo pasar como una institución cara, que cuesta más de lo que vale”, aseveró, al apuntar que reducir la discusión a los costos empobrece el debate y se corre el riesgo de descomponer lo que funciona.

El secretario coincidió con el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, en el sentido de que el voto electrónico podría ahorrar 4 mil millones de pesos en cada elección concurrente, y que la revisión del financiamiento público para el nivel local también podría redundar en ahorros.

Planteó que se pueden reducir también los tiempos de campaña y eliminar las precampañas, entre otras cosas, y rechazó la desaparición de los Ople.

La consejera Adriana Favela señaló que desaparecer a los Ople generaría la necesidad de ampliar la estructura del INE.

“Imagínense si se tuvieran que organizar todas las elecciones a nivel de los distritos locales y de los ayuntamientos, cuando en Puebla tenemos 15 distritos electorales federales, pero contamos con 25 distritos locales y 217 municipios, eso sería la carga de trabajo que tendríamos si prospera la reforma”, enfatizó.

También se pronunció en contra de descentralizar la fiscalización, al advertir que significaría un retroceso para los procesos de revisión y sanción, y coincidió con el secretario ejecutivo del INE y con el presidente consejero en que la alternativa para reducir costos lo representa el uso de la urna electrónica en los comicios.

Además, se pueden obtener ahorros con la reducción del material electoral, utilizando alternativas como el cartón, y homologar algunos sistemas como el Programa de Resultados Electorales Previos (PREP) y los conteos rápidos, para que se utilice un solo esquema.

-Fin de nota-