Ecuador descarta bases militares en Islas Galápagos

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseveró hoy que "no hay ni habrá bases militares extranjeras en las Islas Galápagos, tras la polémica que se generó por las declaraciones de su ministro de...

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseveró hoy que "no hay ni habrá bases militares extranjeras en las Islas Galápagos, tras la polémica que se generó por las declaraciones de su ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, de que las islas eran un “portaaviones natural”.

En un mensaje a través de la red social Twitter, Moreno señaló que "no hay ni habrá bases militares extranjeras en el país. Preservamos con celo las Islas Galápagos".

"La vigilancia aérea es una actividad conjunta entre varios países para cuidar este patrimonio mundial La paz, la soberanía y la seguridad nacional son nuestro legado", aseveró el gobernante ecuatoriano.

Las Islas Galápagos, ubicadas a 972 kilómetros al oeste de la costa ecuatoriana, fueron declaradas, en 1978, como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que en 1985 la declaró también como Reserva de la Biósfera.

Moreno incluyó en su cuenta de Twitter un comunicado oficial, fechado el 12 de junio pasado, en el que se señala que el gobierno de Ecuador está comprometido con la protección de todo el terrirorio nacional frente a cualquier amenaza sobre su soberanía por parte del narcotráfico y cualquier otra actividad ilegal que afecte al país.

El texto del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos señaló que se ha establecido un acuerdo de cooperación con Estados Unidos, con fines exclusivos de mejoramiento de la pista del Aeropuerto de San Cristóbal, ubicado en el archipiélago.

Agregó que también se permitirá el reabastecimiento de combustible para dos aeronaves de monitoreo de actividades ilegales de la extensa reserva marina, a fin de proteger la soberanía nacional frente a esas amenazas.

La cooperación será ampliada a los gobiernos de Perú, Chile y Colombia para tener una postura regional frente a este tipo de amenazas, dentro de sus respectivas jurisidicciones, se indicó en el comunicado. 

Por su parte, el ministro Jarrín aseveró que Ecuador no albergará ningún enclave militar estadunidense y que sus declaraciones fueron mal interpretadas, de acuerdo con el diario local El Mercurio.

-Fin de nota-