Nuevas denuncias por devastación de manglares en San Felipe, Yucatán

La devastación de amplias zonas de manglar en el municipio de San Felipe, que corresponde a la Reserva Ecológica de Dzilam de Bravo, fue denunciada nuevamente ante la Procuraduría Federal de...

La devastación de amplias zonas de manglar en el municipio de San Felipe, que corresponde a la Reserva Ecológica de Dzilam de Bravo, fue denunciada nuevamente ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La denuncia fue interpuesta por la diputada federal Cecilia Patrón Laviada en respuesta a la demanda de habitantes de San Felipe por la realización de obras que afectaron el manglar.

La denuncia establece que el 6 de noviembre de 2018, se dio a conocer a través de los medios de comunicación la noticia de que el Área Natural Protegida la Reserva de Dzilam, era objeto de actividades de destrucción por parte de funcionarios del ayuntamiento del municipio de San Felipe, entre ellos el síndico  Felipe Marrufo López.

Tras darse a conocer la noticia de la destrucción de los ecosistemas. los trabajos de deforestación se detuvieron. Sin embargo, el 7 de mayo de 2019 ingresó de nuevo maquinaria pesada a esta área natural protegida para llevar a cabo la "limpieza" de esta zona.

Sin embargo, esta labor sirvió de apoyo para realizar el corte, arranque, desmonte, y eliminación de vegetación natural, que en consecuencia eliminó gran parte de la superficie protegida, poniendo en peligro aquellas especies, cuya preservación dependen de este lugar.

El 15 de mayo de 2019, los vecinos se percataron que ingresaron unas personas en esta zona, quienes continuarían realizando la "limpieza" de la Reserva, aunque a la vista del público en general se observó que continuaron con el corte del manglar, deforestando la mayoría de la superficie de esta área natural protegida.

Diez días después, el 25 de mayo de 2019, los trabajos se detuvieron, sin embargo, la mayor parte de esta zona ya se encontraba deforestada. El 29 de mayo de 2019, y con el evidente fin de generar un cambio de uso de suelo de estos terrenos forestales, continuaron las actividades de cortar, desmontar, talar y rellenar el humedal, pese que en su gran parte ya se encuentra destruida.

No es la primera denuncia por este hecho, ya que apenas en noviembre pasado la Profepa interpuso una querella por las actividades de derribo de manglar y relleno de humedal en ese municipio.

En la denuncia también se señaló al síndico del municipio de San Felipe, Marrufo López, y otras personas, consideradas presuntas responsables por los delitos cometidos.

También se denunciaron las actividades de desmonte, eliminación de vegetación natural, corte, arranque, derribo o tala, así como cambio de uso de suelo en terrenos forestales para el relleno de un humedal, actividades tipificadas como delito en el artículo 418 del Código Penal Federal.

Lo anterior, debido a que se detectó afectación de ejemplares de mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle blanco (Laguncularia racemosa), mangle negro (Avicennia germinans) y mangle botoncillo (Conocarpus erectus), listados en la norma oficial mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de especies Amenazadas (A).

En el periodo 2013-2018 la Profepa realizó acciones consistentes en la clausura de mil 345.1019 hectáreas por afectación a los humedales en los municipios de San Felipe y Río Lagartos.

-Fin de nota