> Violencia, desempleo y migración, panorama de jóvenes de AL y el Caribe

Violencia, desempleo y migración, panorama de jóvenes de AL y el Caribe

Los 165 millones de adolescentes de América Latina y el Caribe se enfrentan a un panorama de violencia y homicidios, acoso del crimen organizado, desempleo y falta de espacios educativos, migración...

Los 165 millones de adolescentes de América Latina y el Caribe se enfrentan a un panorama de violencia y homicidios, acoso del crimen organizado, desempleo y falta de espacios educativos, migración por motivos de sobrevivencia, economía o estudios, y de desplazamiento forzado.

De acuerdo con el informe “165 millones de razones”, que publicó el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), 25 por ciento de las muertes de los varones de entre 10 y 24 años de edad son por homicidio, que es la causa principal de muerte de ese grupo de edad en la región.

Entre adolescentes de 10 a 14 años de edad, la tasa de homicidios intencionales es de 2.8 por cada 100 mil habitantes, cifra que se dispara en el segmento de 15 a 19 años a una tasa de 31.1 por 100 mil, y tiene su máxima expresión entre los jóvenes de 20 a 24 años de edad, con 48.2 por cada cien mil.

Esteban Caballero, coordinador para América Latina y el Caribe de la UNFPA,  expuso que países como Brasil viven una situación muy difícil con sus jóvenes y adolescentes afrodescendientes, quienes son los más expuestos a la violencia y a los homicidios.

En el caso de El Salvador, dijo, el panorama es desolador para las niñas y adolescentes que están siendo acosadas por bandas como “los maras”, quienes amenazan y obligan a las familias a que se las entreguen para abusar de ellas sexualmente.

“Muchas quedan embarazadas, con enfermedades, traumatizadas y terminan suicidándose al tomar pesticidas. Es una situación muy grave para la juventud de esa nación”, lamentó el especialista.

Al respecto, Elvira Pablo Antonio, activista en pro de los derechos indígenas en México, dijo a Notimex que en muchas comunidades la única opción es la migración, lo mismo en busca de un empleo, de acceso a la educación, a la salud o para huir de situaciones de violencia ante la oposición a megaproyectos en sus pueblos.

Destacó que el desplazamiento forzado en México está afectando sobre todo a mujeres, jóvenes, adolescentes y niños, quienes abandonan sus lugares de origen, para vivir en otra ciudad o incluso llegar a Estados Unidos, con el fin de evitar represalias y violencia.

De acuerdo con el citado informe, la tasa de desempleo juvenil en América Latina y el Caribe es de 19.5 por ciento; además, solo 59.4 por ciento de los jóvenes de entre 20 y 24 años de edad han concluido su educación secundaria.

Alán Osorio, quien participa con la UNFPA en diversos países de la región, reconoció que la migración es una constante cada vez más en naciones como en Venezuela, donde los jóvenes y adolescentes están huyendo con sus familias en busca de mejores opciones de vida, educación y empleo.

Sin embargo, advirtió, la migración no sólo se da de Venezuela hacia otras naciones; como ejemplo se refirió a lo que ocurre en Centroamérica, donde a causa de la violencia, la inseguridad y la falta de empleos, miles de jóvenes y adolescentes están emigrando hacia Estados Unidos y México.

La alcaldesa del Consejo Municipal de Niñez y Adolescencia de Quetzaltenango, Guatemala, Alejandra Teleguario, coincidió en que ante la falta de oportunidades e inversión, los adolescentes y jóvenes de la región están provocando el éxodo migratorio.

En ese sentido, consideró urgente que el plan de acción “165 millones de razones” sea asumido por todos los gobiernos y la iniciativa privada para mejorar las condiciones de vida de ese sector de la población.

-Fin de nota-