Dan a neozelandés 21 meses de cárcel por difundir videos de masacre

Philip Arps, exintegrante de la organización de extrema derecha Arian Legion, fue sentenciado hoy a 21 meses de cárcel por distribuir videos en vivo del atentado ocurrido en la mezquita de...

Philip Arps, exintegrante de la organización de extrema derecha Arian Legion, fue sentenciado hoy a 21 meses de cárcel por distribuir videos en vivo del atentado ocurrido en la mezquita de Christchurch en marzo pasado, que causó la muerte de 51 personas.

Arps, de 44 años, detenido en Christchurch cuatro días después de la masacre del 15 de marzo pasado, que perpetró Brenton Tarrant en dos mezquitas de esa ciudad, fue sentenciado hoy por su "crimen de odio".

El acusado, quien se comparó con el criminal de guerra nazi Rudolf Hess, se declaró culpable de dos cargos por la distribución de imágenes en vivo del ataque a las redes sociales.

Reconoció ante el Tribunal de Distrito de Christchurch que distribuyó el video a unas 30 personas y dijo que existió otra versión que incluía una modificación en el punto de mira y un "recuento de muertes", según informó el sitio Channel News Asia.

El juez Stephen O'Driscoll señaló que "esto fue en efecto un crimen de odio contra la comunidad musulmana", al añadir que era "particularmente cruel" compartir el video en los días posteriores a los ataques cuando los familiares esperaban aun noticias de las víctimas.

El 15 de marzo pasado, 51 personas murieron y otras 48 resultaron heridas de gravedad en el doble ataque perpetrado en dos mezquitas de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país.

El australiano Brenton Tarrant, un supremacista blanco de 28 años, es el único acusado por el atentado, en el que disparó con armas automáticas y a quemarropa a los feligreses mientras rezaban.

El sospechoso, con ropa militar, grabó durante 17 minutos la masacre en una de las mezquitas y lo retransmitió en directo en Facebook, donde se podía ver cómo disparaba a bocajarro contra las víctimas, la mayoría de ellas migrantes o refugiados.

- Fin de nota -