Excomandante recibe sentencia de 392 años de prisión

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo sentencia condenatoria contra el excomandante Juan Manuel Cavazos Lira, por los delitos de homicidio calificado contra 31 personas, portación de arma...

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo sentencia condenatoria contra el excomandante Juan Manuel Cavazos Lira, por los delitos de homicidio calificado contra 31 personas, portación de arma de fuego y cartuchos de uso de las fuerzas armadas.

El homicidio calificado fue cometido contra cuatro víctimas, y el homicidio calificado en grado de tentativa contra otras 27, además de la portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso restringido.

Juan Manuel Cavazos Lira “El Meme” o “El Chemo”, participó en el ataque al centro nocturno “El Punto Vivo Bar”, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, en el que murieron cuatro personas y 27 resultaron heridas.

Al momento del ataque, Cavazos Lira tenía casi tres meses de haber sido relevado del cargo de comandante de la Policía Municipal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, por no aprobar los exámenes para permanecer en el puesto.

El sentenciado fue detenido e‪n julio de 2006, en el Puente Internacional Número 2, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, luego de que investigaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y la Agencia Federal de Investigación (AFI) señalaron que estaba en Laredo, Texas, por lo que se solicitó su deportación al Servicio de Aduanas de los Estados Unidos de América.

Después de que fue trasladado a la Ciudad de México, donde cumplió un arraigo de 90 días, la SIEDO lo consignó ante el juez quinto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Con los elementos de prueba obtenidos por el Ministerio Público Federal se le dictó sentencia condenatoria, sin embargo, un tribunal unitario revocó dicha sentencia y ordenó la reposición del procedimiento, para ratificar dictámenes y ofrecer medios de prueba para la traslación del tipo penal, por lo que hace al delito de homicidio conforme al Código del Estado de Nuevo León.

Una vez subsanadas las observaciones, el juez quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con residencia en Toluca de Lerdo, dictó  una nueva sentencia condenatoria y le impuso una pena de 392 años, tres meses y cuatro días de prisión.

-Fin de nota-