Ministro de SCJN indica que la Constitución es única vía a la justicia

El ministro presiente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, dijo que el único camino para alcanzar la meta de un país con seguridad y justicia es el...

El ministro presiente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, dijo que el único camino para alcanzar la meta de un país con seguridad y justicia es el respeto irrestricto a la Constitución y a los derechos humanos reconocidos en ella.

El Estado mexicano expresa como nunca antes su voluntad y su compromiso de combatir el crimen y la inseguridad con métodos propios de la democracia y sólo con éstos, dijo durante la ceremonia de inauguración del curso “Estándares Constitucionales de la actuación de la Guardia Nacional”.

En el evento, realizado en la Escuela de Enfermería, de la Secretaría de la Defensa Nacional, estuvo presente el presidente Andrés Manuel López Obrador; los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de la Marina, Rafael Ojeda Durán; y de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño.

Asimismo, estuvieron presentes el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, y el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, y altos mandos del Ejército y de la Marina.

El ministro advirtió que se deben hacer frente a las demandas sociales de paz y que es inaplazable ese deber esencial del Estado, salvaguardando la vida, las libertades, la integridad, el patrimonio de las personas, por lo que es imprescindible garantizar la efectividad en las tareas de seguridad pública y de combate a la delincuencia.

En una conferencia magistral para los altos mandos de la milicia, dijo que para que este ejercicio sea legítimo, debe realizarse con plena observancia en el marco constitucional, con respecto al debido proceso y con apego a las reglas, valores y principios que garantizan la plena vigencia de los derechos humanos.

Afirmó que la Suprema Corte, desde su papel garante de la Constitución, transmite los conocimientos teóricos en materia de derechos humanos que deben marcar las funciones de seguridad pública, lo que da cuenta de una voluntad política y un nuevo enfoque.

Recalcó que la Constitución ordena que las instituciones de seguridad se rijan por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos, según los criterios del Poder Judicial, a través de su función interpretativa.

“Para que las funciones de mantenimiento de la paz y el orden público sean significativas, para que los delitos puedan ser sancionado y se pueda erradicar la impunidad, es indispensable que a cada paso se observen esos requisitos, el respeto a los derechos humanos no es una cuestión retórica, no son buenos deseos, los derechos se respetan”, manifestó.

-Fin de nota-