Uso de ovitrampas genera resultados positivos en el combate al dengue

El uso de las llamadas ovitrampas ha dado buenos resultados hasta ahora en el control del mosco Aedes Aegypti, vector transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya en esta entidad del...

El uso de las llamadas ovitrampas ha dado buenos resultados hasta ahora en el control del mosco Aedes Aegypti, vector transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya en esta entidad del sureste mexicano.

Desde hace poco más de nueves años, el sector salud de esta entidad decidió aplicar este medio de control larvario.

Las ovitrampas son depósitos de plástico negro, similares a una maceta rígida y con capacidad para 500 mililitros de agua, en el que se introduce una paleta de madera de color claro para leer el número de huevos depositados por el mosco transmisor.

El secretario de Salud de esta entidad, Mauricio Sauri Vivas, explicó en entrevista con medios de comunicación, que se trata de un sistema muy efectivo, pues permite que acciones como la fumigación y descacharrización tengan mejores resultados para reducir las poblaciones de moscos.

“Se han colocado ovitrampas que consideramos estratégicos en la geografía estatal y estas son monitoreadas constantemente por la brigada antivectores de la Secretaría y donde se observa mayor presencia de larvas en las trampas, es donde se focalizan mayores esfuerzos”, subrayó.

Sauri Vivas agregó que por ejemplo, en el año solo se han reportado 17 casos de dengue que colocan a Yucatán en el lugar número 10 por debajo de la media nacional. En la última semana no se ha reportado una sola defunción por esa enfermedad.

Esa cifra contrasta con la histórica de casos de dengue en la entidad que se registró en 2011 con más de seis mil casos y 27 defunciones a causa del dengue.

De igual forma, este año la entidad ha logrado mantenerse libre de casos de zika y chikungunya.

Sin embargo, el funcionario estatal aclaró que para que los resultados sigan siendo óptimos también es vital la fumigación y la descacharrización, es decir los tres elementos deben operar de manera coordinada, “no se puede bajar la guardia en ninguna de esas acciones, pues el mosco vector, es un insecto endémico”.

En el caso de la descacharrización, el pasado fin de semana se realizó la primera campaña del año en la capital yucateca en la que esperan recolectar más de 500 toneladas de cacharros.

-Fin de nota-