Ley abre espacio al desarrollo de biodegradables en Yucatán

La eliminación gradual del uso de bolsas de plástico, popotes y unicel en Yucatán, dará un impulso importante a los proyectos de investigación y emprendimiento en el área de desarrollo de materiales...

La eliminación gradual del uso de bolsas de plástico, popotes y unicel en Yucatán, dará un impulso importante a los proyectos de investigación y emprendimiento en el área de desarrollo de materiales biodegradables en la región.

La secretaria de Desarrollo Sustentable de esta entidad, Sayda Rodríguez Gómez, explicó que tras la aprobación de las reformas a la Ley para la Gestión Integral de los Residuos en el Estado y su reglamento, será necesario migrar al uso de materiales alternativos.

También, se deberá aumentar el porcentaje de los plásticos que logren reciclarse y sustituirse, lo que abre posibilidades para la creación de empresas o el desarrollo de proyectos científicos que permitan avanzar hacia ese objetivo, subrayó.

En el caso de la Secretaría, ya se planea establecer una colaboración más estrecha con el Centro de Investigación Científica de Yucatán y la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior de esta entidad, para impulsar proyectos relacionados con este objetivo.

"La eliminación gradual del uso de esos productos, es solo un primer paso, que de algún modo empieza a "mover la rueda" para que se empiece a entender que el tema ambiental debe convertirse en una prioridad para autoridades, ciudadanos, investigadores y emprendedores", añadió Rodríguez Gómez.

Al entrar en vigor esta iniciativa, los establecimientos comerciales cercanos a cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas en Yucatán, contarán con seis meses para migrar a bolsas, popotes y recipientes de un solo uso hechos con materiales biodegradables.

Para la sustitución de bolsas de plástico, los supermercados tendrán un plazo de 12 meses y las empresas dedicadas a la venta en mayoreo y menudeo lo harán en un periodo de 18 meses.

En el caso de los productos de unicel, los supermercados, farmacias, restaurantes, mercados y similares, así como empresas que se dediquen a su venta tendrán 24 meses para migrar a opciones amigables con el medio ambiente.

Eso, insistió la funcionaria, hará crecer el desarrollo de productos biodegradables con fines de comercialización tanto en la entidad, como en otros estados que podrían encontrar un nicho de oportunidad en Yucatán.

-Fin de nota-