Ejidatarios yucatecos protestan por presunta corrupción y despojos

Unos 200 campesinos y ejidatarios de diferentes municipios de Yucatán tomaron las instalaciones del Tribunal Unitario Agrario Distrito 34, con sede en Mérida, para exigir la destitución inmediata del...

Unos 200 campesinos y ejidatarios de diferentes municipios de Yucatán tomaron las instalaciones del Tribunal Unitario Agrario Distrito 34, con sede en Mérida, para exigir la destitución inmediata del magistrado Antonio Betancourt Sánchez.

El magistrado es acusado de favorecer a empresarios que pretenden despojarlos de sus tierras encabezados por Rafael Acosta Solís, un político, aseguraron, que por muchos años ha sido acusado de estar detrás del despojo de cientos de hectáreas de tierras ejidales.

Desde temprano, los inconformes se presentaron en las instalaciones del Tribunal Agrario, ubicadas en la avenida 60 con calle 29 de la colonia Alcalá Martín, donde impidieron la entrada al personal de la dependencia y anunciaron que realizarán un plantón permanente hasta que sea destituido el magistrado.

Ante los representantes de los diferentes medios de comunicación, los agraviados presentaron las diferentes demandas de los ejidos de Motul, Cansacab, Sinánche, Bokobá y Muna, en cuyos casos, según alegan, el magistrado Antonio Sánchez Betancourt ha procedido de forma parcial en perjuicio de los ejidatarios.

El propio magistrado se presentó a las oficinas del tribunal, pero los inconformes exigieron que se retirara: ¡Fuera corrupto! ¡Las empresas eólicas ya te llegaron al precio Magistrado! ¡Señor gobernador ayude a la gente campesina!

Ante las muestras de rechazo, el funcionario encaró a los manifestantes y se vio obligado a retirarse en medio de consignas.

En el lugar, Betancourt Sánchez se limitó a pedir calma y asegurar que desconoce estas situaciones.

Pero varios de los inconformes le exhibieron documentos y amparos emitidos por el mismo titular del Tribunal Agrario, para beneficiar a un sector empresarial ajeno a los ejidos, por lo que no le quedó más que retirarse.

“Tomamos la decisión de hacer esta clausura y solicitar la destitución de Betancourt Sánchez, por actos de corrupción, en conjunto del despacho de Rafael Acosta Solís, el más corrupto de Yucatán; por su negro historial de corrupción y se los demostramos de manera concreta”, explicó el asesor del ejido de Motul. Julio Balam Escamilla.

Asimismo, refirió que en las elecciones ejidales pasadas de ese municipio, Acosta Solís consiguió un candidato para sus intereses, Julian Chan Chuc.

Los ejidatarios también acusan al magistrado de favorecer a las empresas transnacionales que, con el pretexto de la incursión de proyectos de generación de energías limpias, pretenden despojar a los ejidatarios de sus tierras.

-Fin de nota-