México debe reforzar a pequeña industria ante T-MEC: líder obrero

Con el nuevo Tratado con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México debe dar el siguiente paso para reforzar su mercado interno y asegurarse de que su pequeña y mediana industrias asimilen la nueva...

Con el nuevo Tratado con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México debe dar el siguiente paso para reforzar su mercado interno y asegurarse de que su pequeña y mediana industrias asimilen la nueva etapa de manera positiva, consideró el líder de la CTM, Carlos Aceves del Olmo.

En entrevista con Notimex, el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) se refirió a los nuevos retos que enfrenta México ante ese acuerdo internacional.

El también senador de la República se manifestó optimista sobre los resultados de ese compromiso, toda vez que México cuenta con potencial en su población que siempre lo ha sacado adelante.

Sin embargo, advirtió que para iniciar esta nueva etapa es indispensable que el gobierno, en cuanto esté en posibilidades, refuerce con créditos blandos a la pequeña y mediana industrias, o de lo contrario “nos vamos a ir quedando con puras empresas que se van a quedar chiquitas”.

Si no se fortalece a este sector, sufrirán el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el  Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar), advirtió el dirigente obrero.

Aceves del Olmo subrayó que, en pleno proceso de cambio, es importante tener presente que en México 85 por ciento de los empleos del país los genera la pequeña y mediana industrias, de ahí que exista una apremiante necesidad de reforzar al sector.

En efecto, reconoció que hay muchas empresas internacionales que llegarán a invertir mucho en México, entre 10 mil y 15 mil millones de dólares en diversas industrias, como la automotriz, pero muchas de sus plantas están tan automatizadas que ocupan mucho menos gente.

En cuanto a la situación que ha vivido el país en los últimos días mientras se espera la aprobación del T-MEC por el Senado, el próximo 18 de junio, aseguró que una gran ventaja es que la empresa extranjera y nacional “sigue haciendo inversiones en México”.

“Hubo una pequeña caída de la fabricación de autos porque de repente les entró un poco de miedo antes de que se firmara este acuerdo”, pero en cuanto salió esto, las fábricas, y sobre todo las orientales, comenzaron a hacer más autos.

El líder sindical advirtió que México está pasando por los efectos de un “pequeño temblor, y estamos tratando de acostumbrarnos a los raspones que deja un temblor, que a veces son raspones, pero también a veces son caídas de muro”.

Aun así, reiteró su optimismo por que todo salga bien, pues existen las condiciones para que así sea, siempre y cuando se lleve a cabo un trabajo conjunto entre el pueblo y su gobierno. “Verdaderamente tenemos que hacer un esfuerzo histórico los mexicanos, porque el gobierno solo no puede”.

-Fin de nota-