> Afirman que Zacatecas carece de cultura de donación altruista de sangre

Afirman que Zacatecas carece de cultura de donación altruista de sangre

“Nunca en mi vida he donado sangre. ni nunca he pensado en hacerlo”, afirma Alberto Gutiérrez, joven de 24 años, quien considera que Zacatecas carece de la cultura de la donación altruista.En el...

“Nunca en mi vida he donado sangre. ni nunca he pensado en hacerlo”, afirma Alberto Gutiérrez, joven de 24 años, quien considera que Zacatecas carece de la cultura de la donación altruista.

En el marco de este 14 de junio, Día Mundial del Donante de Sangre, que tiene como lema “Sangre segura para todos”, el estudiante es cuestionado y se sorprende. Luego, pone cara de reflexión para confirmar que nunca lo ha hecho y que ni siquiera había pensado en esa posibilidad.

Tras negarse a que se le tome una fotografía, sigue su camino rumbo a la escuela, no sin antes comentar que si algún familiar lo requiriera con gusto entregaría su plasma para salvarle la vida.

Definitivamente este joven no forma parte del reducido grupo de zacatecanos donantes y que de acuerdo al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea son unas 12 mil transfusiones anuales, de las cuales cinco por ciento es altruista.

En cambio, otros estudiantes entrevistados aseguraron haber donado sangre por lo menos una vez y coincidieron que fue por obligación para apoyar a un ser cercano, pues reconocieron que no existe esa cultura, pues en sus familias nunca se los inculcaron, aunque en la escuela sí se los mencionaron.

De cualquier manera, ellos ya forman parte de esas personas que contribuyeron al incremento del siete por ciento registrado en la donación voluntaria de sangre en la entidad durante el 2019, según estadísticas de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ).

Tal es el caso de Maritza Mota, de 24 años, quien dice que hace seis años donó sangre para un familiar, por eso llama a la gente a que lo haga, “porque en alguna ocasión puedes ocupar tú. Y si lo haces la misma vida te lo puede regresar en algún momento”.

Una experiencia similar vivió Heberardo Calzada, estudiante de 23 años, quien realizó una transfusión sanguínea para una prima hace tres años, pero desde entonces no ha vuelto a donar. Reconoce que no tiene la costumbre de hacer esta acción de manera altruista, pues la única vez que lo hizo se desmayó.

Debido a que su sangre no estaba en condiciones óptimas, Erika Villarreal no pudo donar la vez que lo intentó por obligación para entregarla a un familiar. Un caso similar vivió Ulises Rayas, quien ha donado dos veces en su vida, una para su mamá y otra para una amiga, pero de ahí nunca más lo ha pensado de forma altruista por “flojerilla”.

Caso contrario es el de Rogelio Ramírez, que a sus 44 años, recuerda que en sus épocas de veinteañero y estudiante universitario en la UNAM sí era donante altruista, pues en cuatro anualidades entregó su sangre por lo menos dos veces al año y lo hacía por convicción, porque quería ayudar.

Ellos son algunos de los casos que se conocieron en este viernes, Día Mundial del Donante de Sangre, y que en Zacatecas conmemoró la SSZ con un acto que tuvo lugar en el Auditorio de Vacunología, donde se entregaron reconocimientos a los donantes voluntarios de repetición.

-Fin de nota-