Peso retrocede ante escasez de información económica

Este jueves el peso cerró la sesión con una depreciación moderada de 0.09 por ciento o 1.7 centavos, para cotizar alrededor de 19.18 pesos por dólar, luego de cotizar con pocos cambios debido a la...

Este jueves el peso cerró la sesión con una depreciación moderada de 0.09 por ciento o 1.7 centavos, para cotizar alrededor de 19.18 pesos por dólar, luego de cotizar con pocos cambios debido a la escasez de información económica relevante y una disminución de la liquidez en el mercado por motivos estacionales.

De acuerdo con Banco Base, esta semana la moneda nacional no logró perforar el soporte de 19.10 pesos por dólar, pues los participantes del mercado no descartan que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reviva su amenaza de los aranceles si no se logra frenar el flujo migratorio proveniente de Centroamérica.

Entre los factores que contribuyeron a la estabilidad del peso está el hecho de que el mercado percibió una menor probabilidad de que el Banco de México (Banxico) recorte su tasa de interés este año.

En medios circuló que el subgobernador del banco central, Jonathan Heath, señaló que no se puede recortar la tasa mientras persista la incertidumbre, haciendo referencia a las acciones más recientes de las agencias calificadoras sobre la calificación crediticia de Pemex y de México, así como a las amenazas arancelarias de Trump.

Además, recordó que al mantener una tasa de interés elevada, también se procura evitar salidas de capitales y se elude una depreciación del peso mexicano.

En tanto, en Estados Unidos las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo subieron de 218 mil a 222 mil peticiones, su nivel más alto en cinco semanas.

Hacia el cierre de la semana se espera que el tipo de cambio siga cotizando en función de noticias del exterior, debido a que se publicará poca información relevante en México.

Este viernes se destaca la publicación en Estados Unidos de las ventas minoristas de mayo, así como la producción industrial del mismo mes, y el tipo de cambio estará sensible a los movimientos del precio del petróleo, debido a las tensiones entre Irán y Estados Unidos.

-Fin de nota-