Niega reaseguradora cambio de estrategia en México por calificadoras

La reaseguradora MunichRe negó un cambio de estrategia en México tras los ajustes en las notas de las agencias calificadoras Fitch Ratings y Moody's sobre la deuda soberana de México, pero señaló que...

La reaseguradora MunichRe negó un cambio de estrategia en México tras los ajustes en las notas de las agencias calificadoras Fitch Ratings y Moody's sobre la deuda soberana de México, pero señaló que serán “muy prudentes” sobre los riesgos que tomarán.

El director de Client Managment de la firma, Alex Feldhuse, dijo en entrevista que, a pesar de los cambios y falta de certeza sobre las grandes obras de infraestructura del gobierno federal, la reaseguradora le seguirá apostando a México “y lo seguimos haciendo”.

Sin embargo, expuso que serán prudentes sobre los riesgos que tomarán. “En el entendido que en donde consideremos que las condiciones de aseguramiento sean las apropiadas, ahí también dar el voto de confianza para tomar esos riesgos, que vayan en línea con nuestro apetito de riesgo y las directrices de suscripción”.

La empresa tiene confianza en la nueva administración federal, porque, al respaldar al mercado de seguros en México trabajan de la mano con las aseguradoras, que son las que hacen la retroalimentación de los proyectos en desarrollo, destacó.

Por otro lado, el directivo reveló que esta reaseguradora contribuyó con alrededor de 200 millones de dólares en los sismos de 2017, con lo que aumentó de forma significativa su participación respecto al terremoto de 1985.

En la presentación del libro “Crónica de seis siglos de sismos en México: lecciones aprendidas y perspectivas”, expuso que el grado de exposición catastrófica del territorio nacional es alto y que esto quedó de manifiesto con las pérdidas observadas en los sismos de 1985 y de 2017.

Pese a los cuantiosos daños asegurados, el diferencial con la pérdida económica sigue siendo amplia, por lo que se deben aplicar medidas para reducir la brecha, como asegurar toda la infraestructura pública y privada para tener una mayor capacidad de respuesta ante este tipo de eventualidades y no poner en riesgo las finanzas públicas, así como acelerar la reconstrucción de los activos afectados.

Alex Feldhuse consideró que algunas de las experiencias aprendidas durante los sismos son: tener mejores productos para condominios y carteras hipotecarias; mejores definiciones y claridad en los textos de pólizas; mejores regulaciones y supervisión de las construcciones en las ciudades.

Así como mejorar el conocimiento de la situación actual de la cartera previo a un evento catastrófico; tener mejores sistemas de información para la gestión de siniestro (plataformas digitales de información georreferenciada) e incrementar la rapidez para la indemnización de las pérdidas; mejor uso de la tecnología para el ajuste de siniestros.

Otras lecciones aprendidas, anotó, son contar con mejores planes de contingencia y prevención de pérdidas que incluya uso de recursos internos y externos para el rápido ajuste de las pérdidas, y mejorar la comunicación y coordinación con autoridades e institutos científicos, para facilitar el ajuste de las pérdidas.

-Fin de nota-