Niños y jóvenes conmemoraron el Día Mundial contra el Trabajo Infantil con canciones de ritmos como boleros, jazz, cumbia que siguieron con destreza bailarines ataviados de acuerdo con la música. 

En la explanada del Paseo del Pescador de Playa Manzanillo, los niños, niñas y jóvenes que integran la Orquesta Renacimiento interpretaron canciones como El Reloj, que una pareja bailó con pasos de danzón. También tocaron la canción de la serie animada Gravity Falls.

Dirigidos por el maestro Olimpo Pineda, los hermanos Gallegos Ramos mostraron al público su talento, tanto para tocar un instrumento como cantar, pues el niño Kalet Amadeos interpretó “Mamacita”, dedicada a las madres y también a los padres presentes en el evento.

Mientras que Megan Selomit Gallegos cantó la cumbia “Nunca es Suficiente” con el ritmo de la Orquesta y Coro Renacimiento. Bailarines del Ballet Luces de Santa Lucía también siguieron estas y otras canciones.

El secretario del Trabajo en el estado, Oscar Rangel Miravete, dijo que para conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se realizó este concierto, con el objetivo de ver lo diferente que es cuando los niños, en lugar de trabajar en el campo o en una fabrica, tejen su sueño y proyecto personal.

“Queremos que la gente de Guerrero tome conciencia que el trabajo infantil es un delito, está prohibido porque cuando los ponen a trabajar en una fábrica o en el campo lo que hacen es violar sus derechos y obstaculizar su futuro”.

Añadió que uno de cada siete niños que trabajan en Guerrero está en el campo y se estima que en actividad laboral hay 100 mil niños de cinco hasta 15 años.

Pero añadió que los que están en verdadero riesgo son 20 mil niños en el estado, que no deben trabajar de ninguna forma. “Son niños que generalmente laboran en el campo”.