> Salimos con la dignidad intacta tras negociación con EUA, afirma Ebrard

Salimos con la dignidad intacta tras negociación con EUA, afirma Ebrard

El canciller Marcelo Ebrard reconoció que en la negociación con la unión americana no se ganó todo lo que se planteó, pero sí se impidió la aplicación de aranceles, se evitó la pérdida de casi un...

El canciller Marcelo Ebrard reconoció que en la negociación con la unión americana no se ganó todo lo que se planteó, pero sí se impidió la aplicación de aranceles, se evitó la pérdida de casi un millón de empleos y se mantuvo la posibilidad de ratificar el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aclaró sin embargo que en los próximos meses "tendremos que trabajar muy fuerte" para defender a México y evitar cualquier decisión que pueda afectar al país, lo que significa estar "aplicados" en la relación con Estados Unidos.

"Salimos con la dignidad intacta", afirmó al participar en el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos, que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al abordar las negociaciones que encabezó en Washington D.C., expuso que la instrucción que recibieron él y su comitiva por parte del presidente fue hacer todo lo posible, ser pacientes, pero no por ello dejar de plantear preocupaciones y argumentos de México para evitar que se aplicaran los aranceles.

Indicó que el problema de la aplicación es que pudieron aumentar en forma gradual, primero a cinco por ciento, después a 10, 15, hasta llegar quizá a 20, y con ello la caída de la inversión para México, la pérdida de unos 900 mil empleos, de la propia economía, incluso una guerra comercial.

Además, agregó, hubieran hecho prácticamente inviable tener un tratado con los Estados Unidos.

Señaló que el presidente López Obrador estaba preocupado por la pérdida de empleos y la imposibilidad de ratificar al T-MEC, por eso la comitiva mexicana se trasladó de inmediato a Washington D. C. para establecer las negociaciones.

"Al final del día no podemos decir que ganamos todos los puntos que México planteó porque eso no sería honesto decirlo. Sí ganamos cosas, sí logramos lo más importante, que el lunes no va a haber tarifas, no vamos a tener ni pérdida de empleos, ni vamos a perder poder ratificar el tratado de libre comercio”, dijo.

Ebrard Casaubon apuntó que como producto del éxito de las negociaciones las familias no tendrán que padecer aumento de precios ni dificultades económicas, ese panorama se alejó.

"Desde ese punto de vista, con la guía que nos dio el Presidente de la República, se ha tenido éxito, pero no quiere decir con ello que no debamos estar vigilando y que no debamos estar muy aplicados en la relación México-Estados Unidos, no quiere decir que ya nos olvidemos.

"Vamos a tener que trabajar muy fuerte los próximos meses para defender a México" y evitar cualquier decisión que pueda afectar, advirtió.

Ante secretarios de estado, legisladores y sociedad civil que participaron en el acto, agregó que lo importante y favorable para México es que no se aplicarán aranceles, pues habría sido un grave impacto para el país.

El canciller añadió que durante las negociaciones se explicó, a petición del Presidente de la República, que por los principios y convicciones de fraternidad de México mientras los migrantes estén en el territorio "vamos a ser solidarios con ellos y vamos a proteger sus derechos humanos".

Además se explicó a los funcionarios estadunidenses que la única solución al flujo migratorio es que la gente tenga opciones donde vive y no deba emigrar forzadamente por la pobreza.

En ese sentido, se logró el reconocimiento de los instrumentos para fomentar el desarrollo económico y la inversión en el sur de México y en Centroamérica. “México y Estados Unidos liderearán el trabajo con socios nacionales e internacionales para construir una Centroamérica próspera y segura", finalizó.

-Fin de nota-