El gobierno federal emprenderá un “agresivo” programa de creación y mantenimiento de infraestructura escolar por 25 mil millones de pesos que llegarán directamente de la Tesorería de la Federación, a las autoridades directivas de cada escuela.

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, precisó que en esa estrategia la prioridad la tendrán las zonas con población de alta marginación.

Refirió que los recursos habrán de estar administrados por los directores de las escuelas y los padres de familia, quienes definirán el tiempo de obra o mantenimiento que requieren las aulas.

Detalló que el Ejecutivo federal considera que los recursos sean de 100 mil pesos por cada escuela, lo que implica una inversión de más de 25 mil millones de pesos para un total de unos 250 mil centros escolares que hay en el país.

“Esto también será de manera permanente, de tal manera que en el presupuesto del año que entra tendrá que haber este recurso y cada año seguir apoyando la infraestructura escolar”, señaló.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció lo anterior en entrevista al término de Presentación de la Estrategia para el Fortalecimiento de la Interculturalidad en la Educación Superior.

Al respecto, destacó que la mayoría de las becas que otorga la dependencia están dirigidas a las zonas de alta marginación que coinciden con las de más alta pobreza.

El funcionario federal refirió lo anterior en respuesta a la senadora priista Beatriz Paredes Rangel, quien durante su participación en el evento exigió la reorientación y seguimiento de las becas otorgadas a los alumnos indígenas, a fin de que no abandonen sus estudios.

Moctezuma Barragán detalló que en educación básica se otorgan casi cinco millones de becas, en media superior, 3.5 millones y en superior 300 mil.

Aclaró que también están dirigidas a todas las comunidades para las instituciones interculturales.

En materia de presupuesto aseguró que en este año “se direccionó lo más que se pudo para esas zonas” debido a que ya estaba aprobado desde 2018.

Agregó que en el presupuesto de la SEP, las zonas indígenas son las tienen prioridad y abundó que del gasto “que no es regularizable”, se ha desestimado casi 70 por ciento.

Añadió que para el presupuesto del año 2020, “el incremento será mucho más tangible”.

-Fin de nota-