BID reduce recursos financieros a Nicaragua en 2018

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó a Nicaragua recursos por 99.5 millones de dólares en 2018, lo que representó una reducción de 65.6 por ciento respecto al año anterior, como...

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó a Nicaragua recursos por 99.5 millones de dólares en 2018, lo que representó una reducción de 65.6 por ciento respecto al año anterior, como resultado de la crisis política que vive este país, indicó la diputada liberal Azucena Castillo.

De acuerdo con el Informe de Actividades 2018 del BID para Centroamérica y República Dominicana, el organismo fincanciero además aprobó solo 24 millones de dólares en financiamiento para este país.

Castillo reveló que el 85 por ciento del financiamiento que recibe Nicaragua es entregado por el BID, el Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), pero el primero es la principal fuente.

De acuerdo con las estadísticas del Banco Central de Nicaragua, el BID es el organismo que otorga el mayor financiamiento a este país.

Al 30 de abril pasado, la deuda de Nicaragua con el BID ascendió a dos mil 42.4 millones de dólares, mientras que la del Banco Mundial totalizó mil 32.9 millones y la del BCIE fue de 641.9 millones.

Por su parte, el economista José Vélez Morgan advirtió que el BCIE no podrá absorber los recursos que suspendan el BID y el Banco Mundial.

"El BCIE tiene una línea de crédito para proyectos aprobada y probablemente va a seguir haciendo desembolsos, pero ahora se le complican las cosas al BCIE, porque es financiamiento para ejecución de proyectos y tienen que reportar cumplimiento de obra", explicó el especialista citado por el Nuevo Diario.

En ese sentido, la diputada Castillo consideró que el gobierno nicaragüense debe pensar si se sigue endeudando con el BCIE, porque ese organismo "presta bastante caro".

Desde abril de 2018 la situación política en Nicaragua se agravó ante el rechazo al gobierno del presidente Daniel Ortega y la respuesta represiva de este hacia los movimientos sociales, lo que ha dejado un saldo de más de 400 muertos, en su mayoría jóvenes, unos 200 presos políticos y decenas de desaparecidos.

-Fin de nota-