La actuación es un ambiente muy ingrato, asegura Christian Tapp

El medio de las artes escénicas es de los más ingratos que hay, pues además de las condiciones laborales bajo las que se desempeñan los actores, la gente tiende a olvidar rápidamente su trabajo...

El medio de las artes escénicas es de los más ingratos que hay, pues además de las condiciones laborales bajo las que se desempeñan los actores, la gente tiende a olvidar rápidamente su trabajo, aseguró Christian Tappan.

El actor mexicano, quien ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Colombia, consideró que los actores deberían ser recordados siempre por lo que inspiraron, “deberíamos ser como un buen cuadro y permanecer vigentes y en la psique de la gente”.

“Es un medio bastante ingrato, todo mundo lo sabe y no es mentira, porque a veces la gente recuerda a sus actores solo por moda y deberían ser recordados siempre por lo que inspiraron, muchas veces el medio se encarga de meternos el pie”, señaló en entrevista con Notimex.

Tappan, cuya constancia en el medio lo llevó al mercado norteamericano con la serie Snowfall, consideró que, en México, el medio artístico es un poco menos ingrato que en otros países, pues “el público suele tener a todos sus ídolos cerca, en su memoria”.

“La gente en México olvida menos a sus actores, pero también es porque el mismo medio da esa participación y vigencia”, indicó.

En ese sentido, comentó que en otros países "a duras penas podemos tener presencia, este medio es muy ingrato y eso es una realidad”.

Aunado a ello, Tappan, quien está por estrenar la cinta Running with devil con Nicolas Cage, y la serie Blanco o negro, nunca es gris, al lado de Jesús Ochoa y Édgar Ramírez, también se refirió a las condiciones laborales que no siempre son favorables en ese medio.

“Las condiciones económicas siempre afectarán. El actor siempre tiene que guardar de las vacas gordas para los tiempos de vacas flacas”, apuntó.

Por otro lado, resaltó la apertura al contratar cada vez más a actores provenientes de Latinoamérica, y permitirles contar la trama desde una visión latina. “Ahora nos permiten mostrar nuestros productos, contar historias desde el punto de vista nuestro y salirnos del prototipo que tenían los americanos”.

-Fin de nota-