Junta militar de Sudán anula acuerdos y convoca a comicio en nueve meses

El Consejo Militar de Transición de Sudán anuló hoy los acuerdos establecidos con la oposición civil y anunció elecciones generales dentro de nueve meses, luego del desalojo violento del lunes contra...

El Consejo Militar de Transición de Sudán anuló hoy los acuerdos establecidos con la oposición civil y anunció elecciones generales dentro de nueve meses, luego del desalojo violento del lunes contra cientos de manifestantes que mantenía un plantón y que dejó al menos 30 personas muertas.

El jefe del CMT, Abdel Fattah al-Burhan, en un mensaje a la nación en las primeras horas del martes, acusó a la oposición civil que forma las Fuerzas por la Libertad y el Cambio (FLC) de prolongar las negociaciones sobre el traspaso de poder y tratar de excluir a otras fuerzas políticas y militares, informó el portal Sudan Tribune.

El CMT y las FLC protagonizaron las protestas que desembocaron en el derrocamiento del gobierno del presidente Omar Al Bashir en abril pasado, luego de 21 años en el poder, pero las negociaciones entre ambas fuerzas para establecer un gobierno conjunto se estancaron.

Al Burhan anunció este martes la cancelación de los acuerdos alcanzados con el FLC, y dijo que las elecciones generales se llevarán a cabo en nueve meses, supervisadas por observadores regionales e internacionales, aunque el portal Sudan Tribune precisó que el texto publicado por el CMT indica "siete meses".

El CMT formará un gobierno interino para juzgar a los exfuncionarios "involucrados en la corrupción u otros delitos", para lograr una paz duradera, crear un entorno regional e internacional propicio para las elecciones, y garantizar las libertades públicas y los derechos humanos, añadió.

El jefe militar se comprometió también a formar una comisión para investigar los incidentes del lunes, cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra el plantón opositor y mataron al menos a 30 personas.

Por su parte, las FLC anunciaron la suspensión de las conversaciones con el consejo militar y convocaron a una huelga general para derrocar a la junta. 

Entre otros puntos de discordia, el CMT acusó al FLC de querer incluir en el nuevo gobierno a fuerzas políticas afines a al-Bashir, mientras que la oposición civil acusó a los militares de dar poder a sectores islamistas radicales, lo que dificultó llegar a un acuerdo para la formación de un Consejo Soberano.

-Fin de nota-