Prevén variación en confianza hacia legisladores locales

La investigadora del Observatorio Político Electoral de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Mónica Montaño, señaló que la medición en 2015 sobre la confianza en los diputados locales, marcó que en...

La investigadora del Observatorio Político Electoral de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Mónica Montaño, señaló que la medición en 2015 sobre la confianza en los diputados locales, marcó que en Tabasco el 85 por ciento de los ciudadanos confiaban poco o nada, aunque esto pudo variar tras la elección de 2018.

Consideró que ante la alta participación que ocurrió el año pasado en materia electoral, es posible que la gente tenga ahora un ánimo de más esperanza, aunque sería mayor en el ámbito federal en torno a un personaje como lo es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista, comentó que también este impacto podría extenderse a nivel local y eso fortalecería a la democracia, porque de persistir la crisis de confianza entre los representados y representantes, se afectará el futuro del país.

Luego de participar en el foro Representación Legislativa en el Congreso del Estado, añadió que la encuesta de 2015 realizada por el Colegio de México y el Instituto Nacional Electoral (INE), sobre cada estado en el país, mostró la fuerte desconfianza y falta de relación entre los representantes y sus representados.

Entre las razones, refirió un estudio en el Distrito 10 de Jalisco, cuya coincidencia entre ciudadanos fue que los políticos viven en otra realidad y se presentan sólo en actos públicos, así como carecen de cercanía y un mensaje claro.

De igual forma, apuntó que encuestas en nueve estados efectuadas entre diputados locales, estos adujeron que la gente se les acerca para pedirles dinero o regalos y no encuentran un ánimo de participación o colaboración.

En este caso, expuso que falta encontrar qué provocó esa separación y se volvieran dos esferas opuestas.

Además, para abonar a una mayor confianza, estimó fortalecer mecanismos como el 3 de 3 en cada estado y transparentar su declaración patrimonial al ocupar un cargo público y se sientan vigilados incluso después de terminado su periodo de responsabilidad.

Por separado, el investigador de la UdeG en el área de Ciencia Sociales, comentó en su ponencia que los retos para un legislador es cómo representar a cada generación poblacional, de distintos niveles socioeconómicos, de género y de distinta geografía.

Consideró que el representante, en este caso un diputado local, no puede desprenderse de la realidad en que vive y aclarar bien cuál es su función ante las peticiones que recibe de los ciudadanos y que están fuera de su ámbito de competencia.

-Fin de nota-