Para el actor mexicano Pako Reyes han dado resultado las acciones llevadas a cabo en el país para abatir la homofobia, aunque falta mucho por hacer para vivir mejor y sin discriminación.

“Seguimos siendo el segundo país a nivel mundial con más asesinatos de personas de la comunidad lésbico-gay después de Brasil, algo que es impresionante. Que dos países de América Latina sean punta de lanza en los crímenes de odio por identidad sexual es muy grave”, señaló a Notimex.

De ahí, dijo, la necesidad de mejorar la educación para empezar a desmitificar  ideas y conceptos erróneos que de pronto pareciera que “nuestros abuelos lo dicen, pero son una realidad".

Pako Reyes celebró el trabajo de quienes buscan que se modifique la forma en que la homosexualidad es percibida socialmente.

Se refirió a un “show” que presenta en un lugar de la capital del país en el que se habla un poco de ese tema, en el que aprovecha para contar su experiencia.

Desde su perspectiva México es un país infinitamente machista y justo la homofobia está enganchada en ello: “en el odio, en cómo un hombre no puede ser femenino y no puede expresar sus emociones”.

Para cambiar esa percepción urgió a un cambio de verdad a través de la educación, de formar una nueva generación con otras herramientas.

"Me parece que las autoridades educativas tendrían que hacer un análisis sobre cómo se enseña ese tipo de identidades sexuales, en la primaria, en la secundaria y desde muy temprana edad, porque pensamos que los infantes no podrían entender estos términos, pero es todo lo contrario”.

Reyes es parte de una compañía con cinco años de existencia y desde hace tres ha trabajado de manera ininterrumpida en escenarios del país.

El histrión originario del Puerto de Veracruz vive en la Ciudad de México desde hace casi 10 años. Empezó a actuar a los 17, pero de manera profesional haciendo cabaret lleva entre más de tres años.

Ha hecho mancuerna con otros profesionales en el medio, aunque no precisamente actuando, más bien en el área de producción ejecutiva.

En un taller de cabaret impartido por la actriz Cecilia Sotres adquirió herramientas para desenvolverse mejor en el mundo del cabaret. Al finalizar ese curso, él, Liliana Papalotl e Irakele Lima crearon su propia compañía.

A decir del intérprete lo más apasionante de esa carrera es que, al final del día, por lo mismo que es teatral se tiene contacto directo con el público, al que definió como el tercer integrante de lo que ocurre en escena.

Jugar a improvisar, estar con el público, verlo a los ojos y jugar con él es lo que más le gusta a Pako Reyes y lo que más disfruta de hacer cabaret.

-Fin de nota-