- La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) recortar sus tarifas de listado y mantenimiento a las emisoras y, dependiente del producto, van de 15 a 50 por ciento.

El director de Promoción y Emisoras de la BMV, Juan Manuel Olivo, precisó que ello forma parte del esfuerzo de la institución por atraer a más empresas al mercado de valores, tanto a la parte de capitales como de deuda, para que se beneficien del financiamiento bursátil.

“El proceso que hicimos desde el año pasado con el regulador fue solicitar descuentos en las cuotas de listado y mantenimiento. El regulador nos apoya en este sentir… la CNBV nos autoriza (a partir de abril) nuevas tarifas con una reducción ya permanente... en otros somos muy semejantes a la tendencia internacional”.

El directivo precisó en entrevista que las tarifas varían según el producto, e incluso, en instrumentos como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) o los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis), el descuento fue mayor, pero "varían de un 15 por ciento hasta cercanos a 50 por ciento”.

A pesar de los esfuerzos de las dos bolsas de valores que hoy operan en el país por reducir sus cuotas y mejorar el servicio a las empresas, el mercado mexicano ya suma 18 meses consecutivos sin ofertas públicas accionarias, la mayor sequía de ofertas desde la crisis de 2008-2009.

Olivo explicó que muchas empresas no se acercan al mercado de valores porque consideran que solo se colocan acciones o que debe ser muy grande, es costoso, el gobierno corporativo puede ser excesivo o que el financiamiento bursátil compite con el bancario, cuando es un complemento.

Si bien no existe un monto mínimo para llegar al mercado de valores, una empresa que tiene ventas de 200 millones de pesos ya está encaminada para ser una emisora del mercado, incluso ya hay empresas con esas características en la Bolsa Mexicana.

“Nos imaginamos que son empresas que venden miles de millones de pesos y creen que no tienen el tamaño suficiente para ir a la Bolsa y cuando les platicamos que vendiendo 200 millones de pesos ya están en el mercado de valores, empiezan a romper esos paradigmas”, indicó.

Otro tema relevante es la falta de gobierno corporativo en las empresas, que en su mayoría son familiares; el gobierno corporativo implica que se vuelvan institucionales, con una estructura y procesos directivos, que exista un Consejo de Administración, hacer reportes, ser auditados, entre otros.

“Generalmente la empresa que visitamos no solamente en la Ciudad de México, sino en otras entidades de la República, debe mejorar en temas de gobierno corporativo. Cuando lo platicamos inclusive con otras bolsas Latinoamérica les pasa lo mismo”.

El directivo reconoció el pendiente de acercarse con las compañías y explicarles los beneficios de participar en el mercado de valores. “Hemos tenido ya muchos casos de empresas que llegan al mercado y cuando nos reunimos con ellos desde la primera vez identificamos que veían a la Bolsa como algo lejano”.

-Fin de nota-