Cuba responde con revolución y dignidad a embate de Trump: embajador

El embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, aseguró que la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador abre la esperanza para México, Cuba y toda América Latina.Al participar en el...

El embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, aseguró que la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador abre la esperanza para México, Cuba y toda América Latina.

Al participar en el foro Cuba frente a la Ley Helms-Burton realizada en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, el diplomático comentó que hoy más que nunca América Latina necesita a México y los latinoamericanos deben cerrar filas en su entorno para superar lo que consideró una de las etapas más difíciles de la región.

Celebró la actual posición del gobierno mexicano de voltear hacia el sur, porque el muro que pretende imponer le presidente estadounidense Donald Trump, no es sólo para México, sino para toda América Latina.

Acompañado por Pablo González Casanova y Carlos Fazio, investigadores y profesores eméritos de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, el embajador manifestó que hoy Cuba necesita una inversión extranjera de entre tres mil y cuatro mil millones de dólares al año para poder realizar recomponer su economía.

Por ello, hizo que un llamado primero al gobierno de México y después al empresariado mexicano para que aprovechen las oportunidades que ofrece la isla para invertir, con la certidumbre de que las autoridades cubanas respetarán sus intereses tal como lo establece su propia legislación.

Consideró que en este momento, el papel de México para Cuba es fundamental por su cercanía histórica, sus raíces culturales y su voluntad no sólo para defender la autodeterminación de los pueblos, sino por su actitud soberana de no replegarse ante las presiones de Estados Unidos.

Ante un público que se dio cita en el auditorio Flores Magón, Núñez Mosquera dijo que la Ley Helms-Burton representa un abuso de poder de Estados Unidos que pretende extender su influencia más allá de sus fronteras, alegando derechos ilegales para cobrar o castigar a las empresas de otros países que quieren invertir en la isla.

La pretensión, abundó, es querer vencer a la Revolución Cubana por hambre y desesperación, táctica que de antemano consideró fallida porque ante estos nuevos embates, la respuesta es más revolución, dignidad e independencia.

El exrector de la UNAM, Pablo González Casanova, expresó que el acoso a Cuba terminará como otro gran fracaso del imperio, que ni siquiera es representado necesariamente por Estados Unidos, sino por las grandes firmas empresariales cuyo proyecto para el mundo es de muerte por el calentamiento global que alientan sin ningún escrúpulo.

Defendió la democracia de Cuba, porque como en casi ninguna parte del mundo, se toman las decisiones a través de las consultas que se hacen a la población, que es la que a final de cuentas toma las determinaciones que la dan dirección a sus autoridades.

Habló sobre la mentira estructural que se ejerce como cultura en contra de la isla, y ejemplificó la posición de Trump que entiende la democracia como la postulación de un solo hombre que se asume como presidente, como es el caso de Guaidó en Venezuela.

El también periodista Carlos Fazio dijo que la Ley Helms-Burton fue rechazada por México y la Unión Europea, quienes ofrecieron apoyo diplomático y protección legal a las empresas que quieran invertir en Cuba, porque dicha legislación es extraterritorial y viola el derecho internacional.

Mencionó que dicha legislación fue firmada por Bill Clinton, pero se fue postergando su entrada en vigor por muchas administraciones, hasta que llegó uno de los gobiernos más retrógradas en la Unión Americana, y fue cuando se hizo efectiva para castigar a la colectividad cubana.

-Fin de nota-