– La escritora, activista y conferencista jalisciense de tan solo 15 años de edad, Fernanda González Viramontes, promueve la equidad de género desde la niñez e impulsa el empoderamiento de las niñas y niños.

En entrevista con Notimex, Fernanda González, quien cursa tercero de secundaria en el Centro Educativo Para Altas Capacidades (CEPAC) Jalisco, comentó que ha escrito y publicado tres libros.

Detalló que su primer libro, "Azul o Rosa", trata sobre las desigualdades que ella observaba a su alrededor cuando apenas tenía ocho años, que fue cuando lo escribió.

Agregó que está dirigido a identificar los micromachismos que existen y que muchas de veces invisibilizamos, “es decir, desde los hogares, la sociedad, los medios de comunicación y hasta en el ámbito político las mujeres no podemos tener papeles importantes, entre otras cosas”.

Manifestó que ese es principalmente el propósito de su primer libro, “es más que nada para niñas, niños, adolescentes y jóvenes, escrito con palabras digeribles”.

Indicó que el segundo libro es "Atención ya estoy en las redes", donde “hablo de los peligros que tenemos principalmente como adolescentes dentro de las redes sociales, por no hacer uso de las mismas bajo las medidas adecuadas, y abordo temas como ciberbullying, grooming y sexting, así como temas de actualidad relacionados a ellos”.

Señaló que su tercer libro "Caminando juntos hacia la igualdad" fue publicado recientemente y está dirigido a un público “mucho más adulto, básicamente habla sobre cómo incluir a las nuevas masculinidades principalmente en lo que refiere a la equidad de género”.

“Porque creo que, en mi breve carrera como activista, me he dado cuenta que excluimos a los hombres por completo y no los estamos haciendo partícipes de esta lucha, este libro habla acerca de que ellos tienen que entender que, claro que están aquí, y más que nada que a ellos también les beneficia participar en esta lucha”, apuntó.

Compartió que en estos momentos trabaja en otro libro, “es sobre empoderamiento, porque es un tema que hablo mucho con las chicas y los chicos de todas partes, además, sobre lo que he aprendido y mi experiencia en este corto camino”.

Resaltó que ser conferencista “es una de las actividades que desarrollo con gusto, lo cual me ha llevado a visitar 23 estados de la República, y a dar varias conferencias a nivel internacional, tengo seis países por visitar este año para impartir esta serie de ponencias, donde la mayoría de ellas son sobre los temas de mis libros”.

Añadió que además habla sobre el empoderamiento y liderazgo juvenil, “como fue el caso de hace unos días en el Congreso de Jalisco, donde tuve la oportunidad de platicar con chicas y chicos que tenían un promedio alto en sus escuelas”.

“Les platiqué acerca de cómo se podían empoderar, cómo podían descubrir sus metas de vida y poder comenzar con este proyecto”, refirió. Dijo sentirse muy contenta por tener invitaciones para ir a otros países, “entre ellos Colombia, que va a ser al que voy a visitar primero, después Canadá, Inglaterra, Japón, China y Corea”.

“Lo cual me hace muy feliz, más que por viajar, es porque sé que va a ser un parteaguas que me va a abrir muchas puertas para llevar mis conferencias a otros países y para que pueda sonar mucho más fuerte mi mensaje por todas partes, que para mí es muy importante”, expresó.

Subrayó que una de sus más grandes satisfacciones es que otros menores de edad asistan a sus conferencias. “Para que sepan que ellos también pueden lograrlo, porque si yo estoy aquí ellos también lo pueden hacer, y de paso, pues que se identifiquen con la causa y comiencen a trabajar desde su trinchera en favor de los derechos y la equidad de género”, dijo.

Destacó que obtuvo el Premio Nacional de la Juventud 2017 y en 2018 el Premio Internacional en Derechos Humanos, “entre algunos otros, como el reconocimiento ‘Hermila Galindo Acosta’, que me entregaron recientemente en el Congreso de Jalisco, así como uno que otro galardón, que me han ayudado a abrir puertas y a subir escalones”.

Expresó estar agradecida de que su mensaje ha sido bien visto por parte de la ciudadanía en general. Compartió que ha tenido obstáculos como cualquier persona, “entre estos principalmente el ser menor de edad y no poder ser escuchada del todo, es decir, ser un poco excluida, porque quien va a apostar por escuchar a una niña o ahora a una adolescente”.

“Quizá discriminación en alguna parte de mi vida entre mis compañeros, el tener que lidiar para mantener un buen promedio en la escuela, entre otras cosas que seguro han sido determinantes en su momento, pero que justo ahora me han ayudado a crecer, han sido como un impulso para mí para seguir adelante y demostrar a esas personas que puedo hacerlo a pesar de estos obstáculos”, dijo.

Mencionó que cualquier persona en cualquier momento de su vida y en cualquier actividad que desarrolle va a tener “estas piedritas en el camino, pero lo que importa es secarnos las lágrimas y continuar”.

Recordó que todo comenzó el día que escribió su primer libro, “cuando tenía ocho años de edad, pero que fue publicado hasta que cumplí nueve, porque tuve que tocar muchas puertas, ya que es difícil que en la actualidad se nos tome en cuenta como menores”.

“Hasta que por fin encontré una convocatoria en la Cámara de Diputados, la cual se trataba de la publicación oficial de un libro para un menor, entonces dije: ‘voy a entrar y ver cómo me va, a lo mejor esto es como un parteaguas’, y definitivamente lo fue”, dijo.

Agregó que tuvo la oportunidad de ganar esta convocatoria y de asistir a la Cámara de Diputados “para poder dar mi primera, digamos presentación, una especie de conversatorio con varios chicos y chicas de toda la República”.

“A partir de ahí afortunadamente todas las puertas se me han abierto solas, he tenido la oportunidad de visitar diversas universidades, empresas, escuelas, y obtener alguna difusión por parte de los medios de comunicación de todo el país, así fue como todo comenzó hasta la fecha”, comentó.

Precisó que las mujeres “nos encontramos en una problemática muy triste, en una situación lamentable en nuestro país, por supuesto que debe ser un tema que debe de comenzar a sonar más y yo estoy haciendo lo que puedo desde mi trinchera para lograrlo”.

Afirmó que, en lo que se refiere a los derechos humanos, a la equidad de género y a su promoción, “las actuales generaciones somos la clave”.

“Porque me he dado cuenta a lo largo de mi breve trayectoria dentro de las conferencias, que las niñas y los niños, además de que entendemos nuestro propio lenguaje y podemos aprender más rápido, no somos el futuro somos el presente y lo estamos cambiando”, agregó.

Resaltó que sin duda educar a un adulto y socializar este tipo de temas, “va a ser mucho más difícil que en relación a un menor, porque reeducar es muy complicado”.

Señaló que para hacer promoción de estos temas “todos debemos ser partícipes, pero tenemos que hacer énfasis y tenemos que poner los reflectores en incluir a las actuales generaciones dentro de los temas”.

“Lo que hago me hace muy feliz y me ha ayudado a lograr mis sueños, desde lo que está en mis manos o lo que pueda hacer a través de este pequeño foro, empodero a otras chicas y chicos, los invitó a dejar a un lado su zona de confort, identificar su talento y encontrar la inspiración que los motive a lograrlo, los animo a que sigan adelante y a que también luchen por sus sueños”, concluyó.

-Fin de nota-