Construir hospitales integrales para subsanar el despido de 800 médicos y enfermeras del programa Prospera, es la propuesta de Alberto Jiménez Merino, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura de Puebla.

En gira proselitista por el municipio de Francisco Z. Mena, el candidato dijo que los hospitales integrales también les permitirá recuperar las 16 mil consultas diarias que se dejaron de dar.

“Necesitamos hospitales integrales que tengan todos los servicios, que tengan médicos. Lo que está pasando es que ya no estamos detectando enfermedades, ya no las estamos atendiendo y de repente vamos a tener muchos enfermos y eso destruye el tejido social”, refirió.

Posteriormente, en el municipio de Pantepec, donde se hablan cuatro de las siete lenguas indígenas que se emplean en Puebla -totonaco, otomí, náhuatl y tepehua-, el abanderado tricolor refrendó sus compromisos para cubrir las necesidades básicas de estas comunidades.

Entre ellas, destacó el tema de salud, agua potable, asesoría jurídica y caminos rurales en buenas condiciones, para que puedan salir y trasladarse, ir al médico, o vender o comprar insumos.

El candidato ofreció detonar la producción de bambú en el estado y la utilización de este material con el cual se pueden elaborar corrales, muebles, jardineras, casas, bolsas y ropa, entre otras cosas.

-Fin de nota-