Alumnos, profesores, familiares y público en general dieron un prolongado aplauso al ensamble de la Escuela de Danza Clásica del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY), para coronar la función extraordinaria del ballet “Coppelia” con el que esa institución celebró su 22 aniversario.

Bajo la dirección de la maestra Mirtha García, los estudiantes presentaron en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” nuevamente el ballet “Coppelia”, uno de los más importantes dentro del repertorio internacional de la danza. “Llevamos varios años cosechando éxitos con la presentación de esta obra en este escenario”, recordó.

Informó, en entrevista con Notimex, que como ya es tradición, en mayo o junio de cada año los alumnos próximos a graduarse interpretaron los roles centrales. “Nuestro montaje tiene el mismo grado de dificultad que el de las compañías profesionales, y contamos con el vestuario y coreografía adecuados para el nivel coreográfico”.

La versión de “Coppelia” de los alumnos del CCOY se presenta a partir de una versión de la misma Mirtha García sobre la original de Arthur Saint Leone y Alicia Alonso, con música de Leo Delibes. “Manejamos distintos niveles de conocimiento y dificultad, con unas adecuaciones hechas especialmente para este grupo”.

Destacó que esas adecuaciones se advierten en “El amanecer” y “La oración” en el tercer acto, que se caracterizan por solos en las compañías profesionales y en este caso se ofrecen al público de manera grupal. Eso, argumentó la entrevistada, es una formación importante para los chicos, pensando en su ingreso a una compañía profesional.

Es decir, al ingresar más adelante a una compañía no estudiantil, los egresados lo hacen como parte del cuerpo de baile. “Estas funciones y todo el trabajo que hay detrás de ellas representan un entrenamiento muy importante, que con escenografía y el vestuario adecuado, logra la calidad del Ballet Coreográfico de Cuba”.

En “Coppelia”, dijo, participan estudiantes de tercero, cuarto y quinto grado, y los alumnos avanzados, quienes ya poseen el nivel suficiente para enfrentar los retos técnicos e interpretativos que la obra exige. Son alumnos cuyas edades van de los 11 a los 18 años, y algunos que llegan a los 21 años de edad, de acuerdo con la maestra.

La puesta en escena consta de tres actos, con vestuario de Lidia Martínez. El ballet “Coppelia” fue presentado por primera vez en el Teatro de la Ópera de París el 25 de mayo de 1870 en presencia de Napoleón III. El argumento de la obra se desarrolla en la plaza pública de un pueblo europeo fronterizo.

La escena muestra influencias de varias etnias y de su folklore: húngaros, polacos, ucranianos y gitanos. El espectáculo del Ensamble de Danza Clásica Ollin Yoliztli está lleno de vida y de color. Es alegre, como lo son los diversos pueblos presentados en los tres actos que conforman el ballet completo.

Cuenta la historia de los enamorados “Swanilda” y “Franz”. Este último atraído por “Coppelia”, una señorita que vive en la casa del “Dr. Coppelius”, un anciano fabricante de muñecos. En el transcurso de la obra, los personajes descubren que la enigmática “Coppelia” es más que una inquilina en la casa del juguetero.

Los celos de “Swanilda” provocan que ella y sus amigas entren a la casa del juguetero para develar los misterios que oculta. Por ser “Coppelia” una de las obras emblemáticas del repertorio tradicional, recrean las bases del teatro-baile y conjuga la danza clásica, la danza de carácter y la pantomima de manera excepcional.

Está inspirada en la versión original de Arthur Saint Leon, maestro del Ballet Imperial de San Petersburgo durante una década en el siglo XIX, y es acompañada por la música de Leo Delibes, compositor francés. Al finalizar la presentación de aniversario, también la maestra Mirtha García fue felicitada.

-Fin de nota-