Presidente cubano clausura reunión de ALBA de apoyo a Venezuela

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, clausuró hoy el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que sesionó en...

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, clausuró hoy el Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que sesionó en La Habana, con un firme respaldo al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, dio lectura a la declaración final de esta decimoctava cita, aprobada minutos antes por todos los países miembros del bloque.

"Urge fortalecer la unidad y la Alianza en medio de la arremetida imperial contra gobiernos progresistas y tras el avance registrado por fuerzas reaccionarias en varios países del área", coincidieron hoy los participantes en el debate general.

Durante toda la tarde, los cancilleres de Venezuela, Bolivia, El Salvador y Cuba han abogado por concertar acciones políticas contra las amenazas a la paz y la seguridad regionales, y con la solidaridad y defensa de la Revolución Bolivariana en Venezuela como tema central.

"Expresamos nuestra preocupación por la agresiva escalada contra Nuestra América, las acciones contra la paz y la seguridad regionales, especialmente las amenazas del uso de la fuerza contra la República Bolivariana de Venezuela", dijeron los participanes en la declaración final.

Expusieron que ese tipo de acciones "constituyen peligros para la paz regional en oposición a los preceptos contenidos en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz", firmada por los jefes de Estado y de Gobierno en la II Cumbre de la CELAC, en La Habana los días 28 y 29 de enero de 2014.

Destacaron la resistencia del gobierno y pueblo venezolanos frente a la injerencia externa y las medidas coercitivas unilaterales contra su país, y renovaron su apoyo al presidente Nicolás Maduro, "la Revolución bolivariana y chavista y la unión cívico-militar de su pueblo".

De igual forma se pronunciaron en contra de "la vulneración de la inviolabilidad de los locales de las misiones diplomáticas, en total violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas", en referencia a la entrega de las sedes diplomáticas a representantes de la oposición.

Convocaron a respaldar la iniciativa del “Mecanismo de Montevideo”, integrada por México, Uruguay, Bolivia y CARICOM, que busca preservar la paz en Venezuela basada, en los principios de no intervención en los asuntos internos, la igualdad soberana de los Estados y la solución pacífica de controversias.

También pidieron la estricta observancia de los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso de la fuerza y de la amenaza, el respeto a la libre determinación, a la soberanía y la integridad territorial.

En la declaración final también ratificaron el "apoyo al proceso de diálogo y negociación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua en su decisión de continuar defendiendo su soberanía, la paz, los notables avances sociales, económicos, de seguridad y de unidad nacional alcanzados".

Se pronunciaron contra "la conducta injerencista del gobierno de Estados Unidos, que utiliza una vez más a la OEA y a su Secretario General en su política intervencionista contra la soberanía, la libre determinación y el orden constitucional" de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

-Fin de nota-