Piden diputados informe sobre monitoreo de partículas PM2.5

El Congreso de la Ciudad de México solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente capitalina un informe sobre el avance del programa institucional para el monitoreo de PM2.5, y el proyecto “Pronóstico...

El Congreso de la Ciudad de México solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente capitalina un informe sobre el avance del programa institucional para el monitoreo de PM2.5, y el proyecto “Pronóstico de Calidad del Aire de la CDMX”, así como sobre los resultados de los convenios de colaboración firmados con la UNAM y el Centro de Ciencias de la Atmósfera.

El diputado Jorge Gaviño Ambriz, proponente del Punto de Acuerdo, refirió que en febrero de 2017, el gobierno capitalino presentó la herramienta “Pronóstico de Calidad del Aire para la CDMX”, que informa con 24 horas de anticipación la existencia de riesgo por contingencia ambiental, no sólo para la capital del país, también para municipios conurbados de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Asimismo, recordó la adquisición de un equipo especializado para analizar la fracción orgánica de aerosoles, que representan más de 50 por ciento de PM2.5, y la firma de un convenio con la UNAM y el Centro de Ciencias de la Atmósfera, a través del que se realiza el trabajo de investigación correspondiente al equipo.

El perredista dijo que de acuerdo con las estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en el país anualmente se registran 14 mil 600 decesos asociados a la exposición de las partículas PM2.5, es decir, representan un grave riesgo para las salud de las personas, por ello la necesidad de conocer la situación que guardan programas y acciones.

Ante el pleno del Congreso, Gaviño Ambriz sostuvo que en lo que va de 2019 en la ciudad sólo se han tenido 19 días con aire limpio, y que este tipo de partículas son responsables de diferentes afectaciones a la salud, entre ellas cáncer.

A pesar de que las diversas partículas sean del mismo tamaño, debemos recordar que contienen distintos contaminantes, y que mientras el límite recomendado anual para aspirarlas es de 10 miligramos por metro cúbico, en la capital del país se aspiran hasta 22 miligramos, es decir, el doble de lo que la Norma Oficial Mexicana establece”, finalizó.

-Fin de nota-