Al sostener una reunión con estudiantes de la Universidad Anáhuac, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura del estado, Alberto Jiménez Merino, planteó el fortalecimiento del desarrollo económico.

En su mensaje, detalló que este desarrollo será a través de la inversión en el turismo, el rescate al sector agroalimentario, así como el impulso a la industria textil, donde se puede utilizar materia prima como las fibras naturales de bambú.

“Sin duda, la industria automotriz es todavía un potencial importante; también está repuntando con gran potencial el turismo, creo que hay que invertir en el desarrollo de la industria gastronómica, en el campo en el rescate del sector agroalimentario, hay mucha demanda de productos en el extranjero que puede producirse en Puebla y apoyo del gobierno para que los productores puedan salir adelante”, puntualizó.

Reiteró la propuesta de convertir al Aeropuerto Internacional de Puebla en un centro de conexión con otros estados de la República, e incluso con otros países, por lo que refrendó su compromiso para mejorar la economía en la entidad.

El abanderado tricolor ofreció formar microrregiones donde se puedan desarrollar proyectos dependiendo del potencial de cada zona y que se detone la actividad económica de los productores y de las familias.

Y ejemplificó con “la microrregión que forma Tehuitzingo-Acatlán, donde, a través de cultivo de frutas finas, especialmente de higo, granada, e incluso la pimienta, he ayudado a detonar la producción en la región”.