ISSSTE en Guerrero en condición preocupante, reconoce director

El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, calificó como alarmante, preocupante y vergonzoso las...

El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, calificó como alarmante, preocupante y vergonzoso las condiciones en las que se encuentran las clínicas y hospital de este instituto y el mal servicio que otorga a los trabajadores en Guerrero.

En su discurso y en entrevista, luego de la inauguración del 14 Consejo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), el funcionario federal informó que a nivel nacional se tiene un déficit de 20 mil millones de pesos.

Y ante el jefe del Ejecutivo estatal, Héctor Astudillo Flores Guerrero, mencionó que el instituto enfrenta un problema de deudas, que tiene el gobierno del estado con el instituto, de más de 5 mil millones de pesos.

Ramírez Pineda dio a conocer que hoy se reunió con los directores de las clínicas de primer nivel y del hospital de Acapulco, así como con la líder sindical porque están haciendo planes para Guerrero y trae la instrucción del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de ayudar en infraestructura de los nosocomios.

Dijo que se encontró problemas serios en las clínicas y hospitales del ISSSTE en Guerrero que se tendrán que ir resolviendo, “vergonzoso rezago de infraestructura médica, de personal y equipamiento, y así como en Guerrero todo el país, pero Guerrero esta todavía peor”.

Anunció que en Guerrero se equiparán las clínicas de primer nivel y se dará mantenimiento al hospital del ISSSTE en caldera, elevadores, hidrosanitario y aire acondicionado. “El mantenimiento será en junio y el equipamiento entre septiembre u octubre”.

El director general del ISSSTE, también dio a conocer que hay más de 14 mil trabajadores de guardia y suplencia que están en la irregularidad y no tienen prestaciones de seguridad social como trabajadores con base de confianza.

Añadió que las cuotas de las aportaciones no alcanza para cubrir el gasto en salud y se tiene derecho habiencia envejecida, con problemas crónica degenerativos, que cuesta mucho dinero atender.